Miopes

Miopes

miércoles, 1 de febrero de 2012

Blessed by a Broken Heart - Feel the power. Sacad la laca chicos...

6'5/10
Mirad esta portada. Madre mía. En plan Mad Max jugando con el catálogo verano 2012 de giochi preziosi. Menos mal que dicha portada la vi bastante después de escuchar el álbum, de lo contrario no me hubiera acercado ni por asomo. 
Los Blessed by a Broken Heart (también conocidos como BBABH, lo que les resta todavía más puntos) son una banda originaria de Montreal, Quebec. Y alguno dirá, diablos, canadienses, como los Rush...no. Como Rush, no. Los BBABH son bastante menos originales y más básicos. Sus dos discos anteriores son All is fair is love and war y Pedal to the Metal. Con estos títulos y esas portadas, solo podrían conseguir que lo último que quisiera fuera saber de ellos. Adornan sus canciones con un estilo metalcore comercial pero no pueden negar que son glam. Por muchas voces guturales que quieran meter, a ellos les pone la idea de tocar el Smokin' in the Boys Room de los Crüe. Incluso podrían pasar por una banda al estilo hard A.O.R. como los geniales Danger Danger, cuando entró Paul Laine en la formación. O sea, la peor época. Además son calificados como una banda cristiana...qué emoción, hacía tiempo que no le daba una oportunidad a ninguna. Desde los Stryper, creo. Hace mucho de eso ya. Por cierto, Stryper también tenía esa estética pseudofuturista como los BBABH, ¿será un requisito de las christian bands? 

Aquí no soy imparcial. Me encanta esta vuelta a la música ochentera en el rock. Siempre me ha hecho tilín un buen sleazy rock, con sus toques glam, sus coros, sus solos interminables y sus grandes estribillos. Como consecuencia de todo eso, Feel the power no me puede parecer un disco tan terrible. De hecho tiene excelentes momentos. Para empezar, conviene decir que la banda ha pasado del punk hardcore de su primer disco al A.O.R. reforzado de este último. Desde luego, alguien que le gustara su primer disco no va a tragarse este cambio. Y menos con esas pintas. Pero es que tanto Tony Gambino (cantante) como Shred Sean (guitarrista) han nacido para tocar metal melódico. Lo clavan. Son una gran banda de glam metal, de verdad que me recuerdan en momentos a los mismísimos Warrant (más pop), con buenas armonías vocales, y mejores riffs y solos. Contiene los clásicos himnos que toda hair band necesita: Holdin' back for nothin', Shut up and rock (aquí me recuerdan mucho a los Taking Dawn, colegas suyo de generación y estilo) o Scream it like you mean it. También tiene  mucho relleno, no vamos a pasarnos con las alabanzas. Y las letras son muy simples, pura diversión sin maldad (claro, son una christian band). Temas tan trillados como Rockin' all night (qué original), la balada pop rancia I've got you, hacen que la escucha sea mucho más aburrida. No podía faltar un tema que se titulara Forever, eso nunca. Además está bastante bien. Si no tienes prejuicios, te gustan las bandas de los ochenta y te da igual el hardcore metido con calzador (Deathwish o Love nightmare) no pierdes nada dándoles una oportunidad. Buen sonido, malas letras, buenas guitarras....lo dejamos ahí.



P.S. No, en serio, que alguien asesore a esta gente. No solo el nombre de la banda resulta especialmente empalagoso, títulos como Pedal to the metal o Feel the power no son nada atractivos. Otra cosa es que eso les de igual. Entonces vale, de acuerdo.

P.D. Será una tontería, pero hay que ver el efecto tan raro que me produce ver en un video de un grupo tan 80's revival...usar smartphones!! 

3 comentarios:

Mr. Self Destruct dijo...

Suena de puta madre, tío, buen hard rock, modernete y tal. Por cierto, ¿conoces "The Last Vegas"?, dicen que es la banda más prometedora del Sleazy actual, te los recomiendo, saludos!

Antò dijo...

No la conozco, pero voy a echarle una oreja ahora mismo, Gracias Mr. Self!

Ricard dijo...

Hola!
No conocia a este grupo. Te he encontrado en la blogoteca, yo participo en motor.

Saludos,
Ricard