Miopes

Miopes

domingo, 9 de octubre de 2011

Anthrax: Worship music

8/10
Dicen los entendidos que éste es un disco compacto, de lo mejorcito que han hecho Anthrax en 20 años más o menos. No estoy de acuerdo, creo que Anthrax llevan haciendo buenos discos toda su vida, ya estuviera Joey Belladonna o John Bush (para mí Sound of White Noise y We've come for you all son dos imprescindibles). Pero me gusta que haya por ahí sorpresas y pensemos que Anthrax han recuperado esa energía contumaz que jamás habían perdido. No sé qué historias pudieron pasar para que el cantante que había sustituido a Bush, Dan Nelson dejara la banda (o fuera sustituido) cuando ya estaban remezclando este Worship music. Bush volvió para volver a marcharse y dejar sitio a Belladonna, un tipo que siempre me había caído bien. Tenía esa socarronería y ese gracejo, además de una gran voz, que hacía que los discos de Anthrax no fueran tan aburridos como los de Megadeth, Metallica o Slayer, sus compañeros de viaje. No, no me machaquéis, no estoy diciendo que fueran malos estos de la Bay Area, es sólo que no me iba tanta solemnidad y un poco de diversión no hace daño a nadie. 

Worship music es el décimo álbum de los Anthrax, ahora formados por Belladonna a la voz (mágico, a ratos), Frank Bello al bajo, Charlie Benante a la batería, Rob Caggiano sustituyendo al original Dan Spitz y el tito Scott a la guitarra. No sé si será el reencuentro, que uno se emociona, se deja llevar por el calor del momento, pero este disco me parece una vuelta a la buena forma pero con proteínas, creatinas, y todo tipo de sustancia que termine en ina. Lo he disfrutado de principio a fin y salvo algún que otro tropiezo tipo Hymn 1 y Hymn 2 que no me gustan (dos instrumentales de menos de un minuto, no nos vamos a enfadar por eso) y ciertos riffs algo repetitivos en algunos momentos...el resto es canela fina. Si alguna vez os han gustado Anthrax, tenéis que volver a escuchar este Worship music. Ahora mismo.



Una introducción y ya tenemos el primer trallazo, Earth on Hell. Guitarras afiladísimas, riffs asesinos que se cruzan, coros energéticos y Belladonna diciendo, ¡hombres de poca fe, aquí estoy mejor que nunca! Inmediatamente tenemos The Devil You Know, un tema con una gran melodía con un exceso de velocidad. Declaración de intenciones o invasiones, pero Fight'em 'til you can't es la gran vuelta a los Anthrax de los 80, del Among the living. Fanáticos del terror y la ciencia ficción (Scott Ian iba a hacer un cameo en segunda temporada de The Walking Dead, ¿verdad?). Y así vamos avanzando. I'm alive, parece que está hecho para Joey, con un estribillo mucho más melódico que todo lo hecho anteriormente por la banda en estos años, vemos que el "cambio" de rumbo ha sido para bien. En el año del adiós de los Judas Priest, una canción que contenga ese nombre puede sonar a homenaje. Parece que no, pero para mí que de forma velada lo es. El espíritu de Halford es alargado, o su sombra, o su...Es un temazo. Crawl es un tema lento, que va in crescendo y que da un matiz diferente a este regreso. Las dos últimas canciones son algo repetitivas, pero no nos quita el buen sabor de boca de Worship music




P.D. Podéis leer otra brillante crítica ... aunque no porque ésta lo haya sido... quiero decir que es una más de las críticas brillantes...bueno..más Anthrax en Apartamento 666.

No hay comentarios: