Miopes

Miopes

lunes, 29 de agosto de 2011

The Muppets: The Green Album, qué suerte ser verde

 "Someday we'll find it, the rainbow connection.
                                                                                                                                          The lovers, the dreamers and me". 


8/10
Hay pocas canciones más pegadizas que las infantiles, si no sólo tenéis que escuchar uno de esos cantajuegos que tan de moda se han puesto en estos últimos años. No hay adulto que se resista a tararear cualquiera de esas melodías, por supuesto lo hará exclusivamente en un ámbito en el que su reputación permanezca asegurada. ¡Y qué decir de las canciones sacadas o versionadas en The Muppet Show (o Los Teleñecos como se vino a traducir por aquí)! Muchas de ellas son tan míticas como los propios personajes, al igual que aquellas aparecidas en Sesame Street (o Barrio Sésamo, como todo el mundo sabe). Por eso el hecho de traer al mundo de la música pop/rock las clásicas canciones de nuestra infancia no es de extrañar, tampoco es nada nuevo. En este caso toca el Muppets: The Green album, sacado por Disney que tiene los derechos de los Muppets desde el 2004 (excepto Barrio Sésamo, aparentemente), con una recopilación de artistas dentro del espectro más pop/rock/alternativo que adaptan esas fantásticas canciones, la mayoría pertenecientes al dúo Kenny Ascher/Paul Williams, aunque no solo. El nivel de los temas es bastante notable tirando a sobresaliente. 


1. "Muppet show theme song" - Ok Go 
Lo más conocido de Ok Go, la banda de Chicago con cuatro discos a sus espaldas, son sus videos, para qué nos vamos a engañar. Sus canciones no suelen ser tan memorables, ese indie rock tan americano no convence, aunque alguna buena tienen como You're damn hot. Aquí se atreven con el archiconocido tema de inicio, respetando la reputación que tiene y haciendo un video sensacional. No es mi canción favorita del álbum, ni mucho menos. Creo que es la que menos me gusta, de hecho.
2. "Rainbow connection" - Weezer & Hayley Williams 
Ellos, los Weezer, que ya tienen su Green album y su Blue album, e incluso un último Red album, tenían que participar en un proyecto llamado The Green album. Sentido común en Disney tienen, y dinero también. Además, a la banda de Los Angeles les va The Muppets totalmente, como anillo al dedo. La canción escogida es una maravillosa Rainbow connection, creada para la película The Muppets del 79, e interpretada por la rana Gustavo/Kermit de manera impecable, ahí con su pantano y su banjo. Fantástico. Es una colaboración entre Weezer y la jovencísima y pequeñísima Hayley Williams, la cantante de Paramore. Una de mis favoritas del disco.

3. "Mahna Mahna" - The Fray 
¿Quién no ha cantado alguna vez aquello "mahna mahan turiruriru ... o me pica el culo como se decía en aquella época? Una canción escrita originalmente por Piero Umiliani para un documental sobre Suecia (Svezia, inferno e paradiso) y posteriormente incluida en el show. La famosa frase que acompañaba al sketch mahna mahna, "The question is: What is a mahnamahna? The question is: who cares?". The Fray se encargan de la versión de una manera bastante fiel, lo cual la hace aburrida. Además, este grupo ya de por sí parece bastante tedioso con todo aquello de How to save a life y todo eso. Cualquier otra elección hubiera sido más interesante, me estoy imaginando a los Super Furry animals, les hubiera quedado perfecta. 

4. "Moving right algong" - Alkaline Trio.
Para The Muppet Movie, un fantástico duo (Fozzie y Kermit) haciendo una oda a las road/buddy movies. Bien por los punkrockeros Alkaline Trio, que toman el aire de esta alegre canción para poner una de las más divertidas en todo el disco. Quizás un poco monótona, hay que tener en cuenta que el divertido video ayudaba bastante a la canción. 

5."Our world" - My morning jacket
Uno de los temas más Disney de todos es de los pocos de los que Mickey no tiene los derechos. Y es otro de los grandes momentos del disco. Our world fue escrita por Paul Williams para un especial de la HBO de 1977. Jim Henson había adpatado el clásico libro infantil "Emmet Otter's Jug-Band Christmas" de Russell Hoban. Para este tema, con muchas reminiscencias al AM Pop de The Byrds o Harpers Bizarre, se han puesto manos a la obra los enormes My morning jacket que lo han hecho totalmente suyo y para bien, con pequeños arreglos de country-rock que la hacen casi irreconocible de la original, pero igualmente emotiva.
6. "Halfway down the stairs" - Amy Lee. 
Nunca me han gustado Evanescence. Sé que sus canciones tienen bastante aceptación y la cantante, Amy Lee, puede llegar a transmitir muchísimo con su voz pero sus canciones son demasiado artificiosas y aburridas. No sé si Amy estuvo muy inspirada por los Muppets para encontrar el sonido de su banda, sobre todo teniendo en cuenta el origen de rock gótico de lo que alardeaban, pero esta preciosa cancioncilla cantada por Robin The Frog se transforma en su voz, haciéndola más oscuro pero igualmente melancólica y evocadora. No es mi favorita, lejos de eso, pero los arreglos que tiene y la voz de Amy, que a veces parece que ha trabajado para Disney toda su vida, la hacen muy digna.

7. "Mr. Bassman" - Sondre Lorche.
Aquí tenemos uno de los puntos fuertes. La canción que más veces he escuchado de todo el álbum, y es que es imposible resistirse a su melodía. Me parece imposible escucharla solo una vez. No conocía para nada a este noruego llamado Sondre Lerche, y que, al parecer, tiene una carrera sencillamente perfecta de compositor y cantautor. El tema escogido es el de los más divertidos y el trabajo de Sondre es brillante. Scooter y el Sgt. Floyd Pepper (puro Rn'R con ese nombre) lo interpretaron en este famoso sketch musical, un tema escrito por Johnny Cymbal años atrás. 

8. "Wishing song" - The Airborne Toxic Event
Otra banda desconocida para mí, The Airborne Toxic Event, versionando el tema "The wishing song", canción escrita por Paul Tracey en 1974 y cantada originalmente Gonzo para la actriz Madeleine Kahn.  Una canción para conformarse con lo que uno le ha tocado cantada bajo la influencia de bandas como Arcade Fire. Me gusta especialmente la parte del coro final cuando se da cuenta que tiene más cosas de las que cree "I'm happy to be me...".


9. "Night life" - Brandon Saller & Billy Martin
El tema hardrockero del disco corre a cargo del batería y voz de los Atreyu, Brandon Saller. Toma un tema originalmente bastante más funky heredero de la música que imperaba a finales de los setenta, creado para la película The Great Muppet Caper. "Nightlife" fue compuesto por Joe Raposo, el gran compositor de Barrio Sésamo. Un tema potente y divertido aunque un poco fuera de lugar con respecto a los otros


10. "Bein' green" - Andrew Bird
Éste siempre ha sido uno de los más conocidos de todos los temas de The Muppets. Un tema que habla sobre el problema de ser diferente para poder integrarse. Un alegato contra el racismo a cargo de Gustavo/Kermit en un famosísimo número musical. También escrita por Joe Raposo, pertenece a los primeros programas, allá por 1969. Hay una famosa actuación con Ray Charles de esta misma canción. El multiinstrumentista Andrew Bird hace una versión llena de matices, tan colorista como lo que la propia canción anhela. Preciosa. 

11. "I hope that something better comes along" - Matt Nathanson
Otro cantautor, Matt Nathanson, crea otro bello momento cantando esta hermosa canción, interpretada origianlmente por Rowlf the Dog y Gustavo/Kermit, para la película the 1979, The Muppet Movie. Una canción sobre los desengaños amorosos, mucho más melancólica en este disco que la original, donde veíamos un par de colegas con vistas al futuro. 

12. "I'm going to go back there someday" - Rachael Yamagata
Rachael Yamagata era otra completa desconocida para mí, así que me encuentro otra hermosa voz recreando otro hermoso tema de The Muppet Movie (1979). También es Gonzo quien la "interpretaba" orignalmente  con Rowlf the Dog, Fozzie the Bear y Miss Piggy acompañando. Es una versión realmente parecida a la original, Yamagata ha querido darle el mismo aire nostálgico y de añoranza ("This looks familiar, vaguely familiar / almost unreal, yet, it's too soon to feel yet").



Sí, me ha parecido un gran disco que puedes escuchar una y otra vez, mientras vas leyendo estas letras tan aparentemente sencillas pero mucho más profundas de lo que parecen. No todo el monte es orégano, pero la mayoría de estas canciones podrían funcionar perfectamente en trabajos de sus intérpretes y quedarían como grandes temas. Mis favoritas son "Rainbow connection", "Our world", "Mr. Bassman" y "Bein' Green" pero me he quedado con ganas de más. No podía esperarse menos de unas canciones tan "Sensational, Inspirational, Celebrational, Muppetational...."










    viernes, 26 de agosto de 2011

    Un poquito de Pop (I)

    Así porque sí, me puse a pensar en canciones pop que realmente me gustaban. No ha sido muy fácil porque no es un género al que le tenga especial aprecio y, sobre todo, del que escuche habitualmente música. Pero todo es ponerse y he completado una listita con 100 canciones que bien pudieran haber sido 200, o 50. Ahora bien, si todas las presentes son pop u otra cosa o si las que he descartado no lo eran realmente, eso ya es otro cantar. Están por orden de preferencia, más o menos, porque podrían intercambiarse sin ningún problema, depende del momento. He intentado no poner más de dos canciones de un grupo, por que fuera un poco más variado. Por lo demás, se trata de una lista sin demasiado espíritu crítico, tan sólo ha contado aquí el personal. Lo dividiré en varias partes que se tarda mucho empezaremos por las cincuenta primeras. Ah, no he puesto nada oriental porque si bien conozco la importancia del pop en Asia, no me encuentro en disposición de comentar nada aquí. Y en cuanto al español, ya veremos que hacemos con él.





    100. "She drives me crazy"   FINE YOUNG CANNIBALS (The raw and the cooked,   1985)  
    Este temazo del segundo disco de los FYC se metió en todas las emisoras de la época de aquel glorioso 1985, uno de los años más productivos de la historia.

    99.   "1234"  FEIST (The reminder, 2008)
    Conocí a Feist con esta irresistible canción, pero desde luego es mucho más que esta graciosa coreografía y esa letra tan pegadiza. Su disco Let it die del 2004 es buena prueba de ello: "One, two, three, four / Tell me that you love me more / Sleepless long nights /That is what my youth was for"

    98.   "Here's where the story ends"   THE SUNDAYS (Reading writing and arithmetic,   1990)   
    Pop melancólico con la fantástica voz de Harriet Wheeler y la guitarra de David Gavurin. Tristeza y fish and chips allanando el camino al Britpop. Preciosa y bastante difícil de interpretar. Eso sí, la letra no tiene sentido.

    97.   "Fireflies"   OWL CITY (Ocean eyes,   2009)   
    El nombre que Adam Young ha escogido para su proyecto solitario me da no un no-se-qué, el disco es aburrido y pesado, pero esta "Fireflies" tiene algo especial, un estribillo que engancha, una letra muy pegadiza y un video espectacualar. Eh, sí. El video ayuda mucho, estamos en la época que estamos.

    96.   "Don't you want me"  THE HUMAN LEAGUE (Dare!, 1981)
    Qué decir de este monumento a los 80...Nunca soporté a la "liga humana" pero cumple a la perfección con lo que es una canción pop. Sí, ya sé que los de Glee cantan mejor, pero no tienen esa actitud tan ... new romantic.

    95.   "Bad day"   DANIEL PROWTER (Bad day,1965)
    Otra gran canción que vas escuchando no sabes de donde y se te queda todo el día en la cabeza. No me interesa demasiado lo que he escuchado de Prowter pero esta canción, puro pastel por otro lado, no consigo que se me vaya. El video, de nuevo, también ayuda. Os gustará más si obviáis la versión de Alvin y las Ardillas (me da repelús...)

    94.   "Chasing pavements"   ADELE (19,   2008)
    Adela está teniendo una carrera impecable. No la metería dentro del spectrum pop, pero esta canción sí podría encajar. "Chasing pavements" es otra joyita de lo que fue su primer disco.

    93.   "Was there anything I could do?"   THE GO-BETWEENS (16 lovers lane,   1986)
    Uno de esos grupos que lleva una eternidad en la música y parece que siguen siendo desconocidos, al menos en lo que a la música popular se refiere. Los australianos consiguieron un disco perfecto en el 86 y esta canción queda como prueba.

    92.   "About you now"   SUGABABES (Change, 2007)
    No me matéis, por favor. Pero, estamos hablando de pop, ¿verdad? Sugababes son un grupo/trío/proyecto/producto...lo que queráis...pero de una calidad asombrosa. No hay ningún otro grupo de su estilo que innove tanto en sus discos. A pesar de los continuos cambios en la banda, sus temas son realmente buenos. Su disco "Change" estaba plagado de buen r&b y electro pop, y el disco posterior  "Catfights & Spotlights" fue una auténtica maravilla. Lástima que el último, "Sweet 7" ha sido un desastre. Pero este "About you know" tiene todo lo que tiene que tener una canción pop.

    91.   "Do you really want to hurt me?" CULTURE CLUB (This time,   1987)
    Madre mía, Boy George y su Culture Club...pero es que me trae tan buenos recuerdos...además ese pseudoreggae tiene algo que hace que te esté ronda.ndo todo el día. Además recuerdo The Wedding singer y me hace más gracia..Do you really want to hurt me, do you really want to make me cry....

    90.   "Stay" LISA LOEB (Tails,   1994)
    Poco que decir aquí. Si tu adolescencia fue en los 90 y tu película "Reality bikes" comprenderás el porqué meter este "Stay (I missed you)". ¿Soy un sensibloide? No, de la Generación X, ésa.

    89.   "Dancing in the moonlight" TOPLOADER (Onka's big Monka,   2000)
    Nope, no es una versión de Thin Lizzy. Esta canción me trae recuerdos de cuando viví en Irlanda, la escuchaba todo el día, y al final se me quedó totalmente interiorizada. Toploader nunca llegaron a gran cosa, pero pegadiza es de sobra. Por cierto, su cantante no es David Bisbal por mucho que lo parezca.

    88.   "Mandy"   Barry Manilow (Barry Manilow II,   1966)
    Supongo que cuando leáis "Mandy" y Barry Manilow ya os echaréis para atrás y abandonaréis el post aparte de quitarme de vuestro reader. Ok. Peeeeeeeeeero tenéis que saber que Barry Manilow, todo el botox que se haya puesto, es un genio componiendo y esta Mandy tiene un estribillo épico.

    87.   "Secretary song"   THE GO! TEAM (Rolling Blackouts,   2011)
    Una de las nuevas. The Go! Team han sacado este año un disco casi perfecto y "Secretary song" es simplemente genial.

    86.   "Till I hear it from you"   GIN BLOSSOMS (Congratulations, I'm sorry 1996)
    Teóricamente un grupo de rock alternativo tras la debacle grunge, creo que esta "'till I hear it from you" es un temazo pop junto con su single del 93 "Hey jealousy". Está en la banda sonora de una simpática película del 95, Empire Records con la guapísima Liv Tyler.

    85.   "You get what you give"   NEW RADICALS (Maybe you've been brainwashed too,   1998)
    Aquello de los one hit wonders se puede aplicar a estos New Radicals. Nada más se escuchó de ellos. Y eso que el disco no estaba mal y la canción, un himno de los 90.

    84.   "Alright"   SUPERGRASS (I should coco, 1997)
    Los Supergrass fueron una de las grandes bandas británicas de los 90 y principios de siglo. Grandes discos y grandes canciones. Este "Alright" es ya un clásico del buen rollo. 

    83.   "7 e 40"  LUCIO BATTISTI (Emozioni, 1970)
    Lucio Battisti, ese genio. En su disco Emozioni, uno de mis discos favoritos, hay de todo y bueno. Este "7 e 40" tiene unas líneas de bajo espectaculares y un Battisti que saca su vena más pop, en el buen sentido. La historia de una ruptura, el chico se da cuenta que la ha cagado y decide ir a reparar su error en el siguiente avión. Canción divertida y que en un coche a toda leche hace que la gente ponga caras muy raras. Genial. Gritad "presto, presto!!!!"

    82.   "Pass this on"   THE KNIFE (Deep cuts, 2004)
    No me gustaban nada The Knife. No entendía a estos chavales ni por asomo. Pero poco a poco he entrado en este mundo de melodías oscuras electrónicas pop, si es que se puede llamar pop a esto. En cualquier caso, su disco debut Deep cuts es uno a descubrir y la canción Pass this on es extrañamente hipnótica, y el video es tan bizarro que lo voy a poner. Después de verlo, podéis echar un vistazo a esta recreación en directo para la tele sueca, igual que aquí.


    81.   "I want you want me"   CHEAP TRICK (In color,   1977)
    ¡Temazo! Y mucho mejor en directo "At Budokan", por supuesto. Pero queda mucho más pop en este disco de los grandísimos Cheap Trick. Pongo la versión en directo (¡cryin', cryin'!)

    80.   "Moonlight shadow"   MIKE OLDFIELD (Crisis, 1983)
    Hace unos años hubiera puesto Moonlight Shadow como mi canción favorita, sin duda. Uno va cambiando, encuentra otras cosas, pero de pequeño esta canción me fascinaba. Esa guitarra de Oldfield y la dulce voz de Maggie, junto con un video tan evocador. Maravillosa composición.

    79.   "Umbrella"   RiHANA (Good girl gone bad,  2008)
    ¡¡¡¡Cómo???? ¿Rihana??? Ya ésto es el acobóse. No me gusta mucho Rihana, la verdad. A pesar de tener una poderosa voz y una imagen impresionante, sus canciones me dejan frío, pero es que esta "Umbrella" tiene un estribillo impresionante. E incluso cuando se ha versionado en otros estilos (tipo Mandy Moore y The Baseballs) siempre queda bien, porque es una canción impresionante. Pero Jay-Z se podía haber quedado en su casa.

    78.   "I saw the light"   TODD RUNDGREN (Something/Anything, 1972)
    Que todo el mundo se haga un favor y vaya corriendo a escuchar el disco "Something/Anything" del grandísimo Todd Rundgren, una de esas maravillas que nunca quedan desfasadas. Aquí lo podéis ver en el 73.

    77.   "Young folks"   PETER, BJORN AND JORG (Writer's block,  2006)
    La de los silbidos. Pero es que es un tema tan espectacular que no puedes dejar de escucharlo. Quizás su canción más conocida, pero de verdad que los dos discos que tienen merecen la pena. Un estribillo maravilloso, y esa percusión...

    76.   "A rose for Emily"   THE ZOMBIES (Odessey and Oracle,   1968)
    Basada en el fantástico relato de William Faulkner, esta canción de los Zombies resume lo que era la banda. Coros increíbles, melodías sensacionales. Una de sus canciones más conocidas.

    75.   "Ashes"   EMBRACE (Out of nothing, 2005)
    Embrace nunca han sido santo de mi devoción, pero este Ashes tiene ese estribillo tan impresionante, tan épico que te dan ganas de corearlo en modo estadio. Claro, estaba en el FIFA 06...

    74.   "Clocks"   COLDPLAY (A rush of blood to the head, 2002)
    Sí, Coldpaly ahora están muy vilipendiados. Pero sus dos e incluso tres primeros discos son muy buenos y este "Clocks" es de mis favoritas.

    73.   "Last train to Clarksville"   THE MONKEES (Monkees, 1966)
    Dicen que The Monkees es el mejor grupo pop que jamás ha existido. Desde luego, tienen todo lo que tienen que tener. "Last train to Clarksville" es un clásico para todos los siempres. 

    72.   "Seeing other people"   BELLE and SEBASTIAN (If you're feeling sinister, 1996)
    Con una estupenda e inolvidable intro, me quedo con este tema de su disco del 96, de entre los muchos que podía haber escogido de una de las bandas más elegantes que conozco. 

    71.   "Make me smile (Come up and see me) STEVE HARLEY and COCKNEY REBEL (Best Years of   our lives, 1975)
    ¡Me encanta esta canción! Me cae bien el bueno de Steve Harley, tan inglés, tan setentero. No canta especialmente bien, pero con este Make me smile me ha ganado. Qué gran estribillo, esos coros, ese punteo de guitarra: "Come up and see me, make me smile Or do what you want, run on wild"

    70.   "Pure"   THE LIGHTNING SEEDS (Cloudcuckooland, 1992)
    Cuanto británico estoy poniendo por aquí. Tanto acento british me desconcierta. Esta canción me pone de buen humor, pausada, ecológica, el chico con esas gafas tan poco apropiadas de nuestros días. Heredero de lo mejor de la Pérfida Albión, esta canción se recordará siempre por esa línea de sintetizador tan pegadiza .." dreams come bouncing in your head pure and simply everytime". 

    69.   "Cry me a river"   JUSTIN TIMBERLAKE (Justified,   2002)
    No me voy a justificar más, como el disco debut en solitario de Timberlake. No es que sea muy seguidor de este buen hombre, hay canciones como "Señorita" que me echan muy para atrás, pero otros como "Sexyback" y por supuesto esta sensual "Cry me a river"

    68.   "Out in the streets"   THE SHANGRI-LAS (Myrmidos of melodrama, 1965)
    No os podéis perder esta canción, si no la conocéis. Pero estoy seguro que sí. Fantástica la composición de voces.

    67.   "Go your own way"   FLEETWOOD MAC (Rumours,   1977)
    Uno de los grupos míticos, pero con muchas sombras también. Rumours fue un disco que lo vendió todo lo que podía vender. Muchas canciones en ese fantástico disco me gustan, pero me motiva más la alegría que me trasmite este "Go your own way". Stevie Nicks, espectacular, y Lindsay la hacen aquí mucho más rockera que en el disco.

    66.   "Jessie's girl"   RICK SPRINGFIELD (Working class dog,   1981)
    Otra canción que revivió Glee. Supongo que eso es lo mejor que tiene la serie, el poder traernos de vuelta canciones que las nuevas generaciones han dejado pasar. "Jessie's girl" es de esas canciones tan pegadizas que te da rabia ir cantando el estribillo sin parar. Hace poco leí que era una de las canciones favoritas para cantar en los bares en plan comparsa, junto con "Sweet Caroline"...

    65.   "Sweet Caroline"   NEIL DIAMOND (Hot August Night, 1974)
    Desde que la escuché por primera vez en "Beautiful Girls", siempre me ha parecido una canción perfecta, con un estribillo fantástico. Neil Diamond podía ser un poco horterilla a ratos, pero tenía sus momentos. "Sweet Caroline, good times never seem so good". Por cierto, otra de Glee. Ya empiezan a cansar.

    64.   "Lovefool "    THE CARDIGANS (First band on the moon,   1996)
    ¡Esta canción tiene ya 15 años! Madre mía, como pasa el tiempo...Claro, hasta sale un cassette en el video..."First band on the moon" es el disco que más me gusta de los suecos THE CARDIGANS. Los suecos tienen un tacto para la canción melódica considerable, ABBA creó escuela. Eso no sé si es bueno o malo.


    63.   "Manic Monday"   BANGLES (Different light,   1986)
    El segundo disco de The Bangles fue el que las puso en órbita, y el tercero el que las bajó..."Eternal flame" me da urticaria. Pero este "Manic monday", escrito por Prince, tiene algo especial. Quizás no sea su mejor canción, el primer disco las tenía mejores, pero queda como otro icono de los añorados (por algunos) 80.

    62.   "Hey there Delilah"   PLAIN WHITE T'S (Everybody counts,   2007)
    Es una banda más al estilo Simple Plan que otra cosa, pero tienen una canción en su disco del 2007 que es simplemente perfecta. "Hey there Delilah" es una de esas canciones que no te cansas de escuchar.

    61.   "Knowing me, Knowing you"   ABBA (Arrival, 1977)
    Claro que sí. Si hablamos de pop, ¿como vas a olvidarte de ABBA? Cualquier canción de los suecos es buena, menos "Fernando", que no me gusta nada. En serio, tienen discos estupendos y canciones pop perfectas. He elegido "Knowing me, knowing you" porque me parece de una fuerza increíble, con ese coro superior y esos "aha..." tan setenteros. Y el video con el juego de caras no se queda atrás.

    60.   "Don't dream it's over"   CROWDED HOUSE (Crowded house,   1986)
    ¿El mejor estribillo del pop? Desde luego si me preguntan por uno me quedo con esta grandísima canción de los Crowded House. Tenían una habilidad especial para crear unas composiciones bellísimas, como "fall at your feet" que me parece una preciosidad.



    59.   "I'm a believer"   THE MONKEES (More of the Monkees, 1967)
    Otra de los Monkees, la más que versionada y nunca mejorada:  ""Then  I saw her face, now I'm a believer....". Inolvidable. Qué penoso video..

    58.   "Brimful of Asha"   CORNERSHOP (When I was born for the 7th time,   1997)
    Sí, reconozco que me gusta mucho más la versión de Fatboy Slim, pero la harina estaba ahí. Cornershop sacaron un buenísimo disco de hindu-pop y "Brimful of Asha" lo demuestra.

    57.   "Little red corvette"   PRINCE (1999,   1982)
    Prince, el genio de Minneapolis y todos los nombres que se puso y se quitó, fue muy grande en los ochenta. Estuve tentado de poner cualquier canción de Purple rain, pero es que creo que es un disco de Rock con mayúsculas, así que me quedo con este 1999 y el genial "Little Red Corvette".

    56.   "Pensiero stupendo"   PATTY PRAVO (Patty Pravo)
    Se me pone la carne de gallina (o la piel de oca como dicen los italianos) cuando escucho esta canción. Pura sensualidad, mucha picardía, una voz impresionante en una canción que parece que quiere despegar nunca pero te mantiene siempre así en la tensión justa. Inolvidable Patty Pravo.

    55.   "Tell me"  BANGLES (All over the place, 1984)
    Al final he puesto otra de las Bangles. Creo que este "Tell me" es su mejor canción, dentro de ese primer disco que era un homenaje al mejor pop de los 60.

    54.   "The sporting life"   THE DECEMBERISTS (Picaresque, 2005)
    Qué canción tan divertida y que disco tan espectacular este Picaresque. Recuerda mucho a Belle and Sebastian, es cierto, pero también a The Smiths, a R.E.M., o sea, a todos los buenos. Yo me quedo con esa percusión espectacular:


    There's my coach he's looking down
    the disappointment in his knitted brow
    "I should've known,"
    he thinks again
    "I never should have put him in."
    he turns to throw the lemonade away
    and breathes in deep
    the sporting life
    the sporting life
    the sporting life
    how he loves...










    53.   "It's my life"   TALK TALK (It's my life,   1984)
    Revisionada en los útlimos años de No Doubt, los Talk Talk volvieron a ponerse de moda. "It's my life" puede no ser ni su mejor canción, ni su mejor disco. Pero los Nuevos Románticos de Talk Talk con Mark Hollis a la cabeza dieron en la diana con él. No es mi estilo precisamente.

    52.   "Enola gay"   ORCHESTRAL MANOEUVRES IN THE DARK (Organisation, 1980)
    Enola Gay, you should have stayed at home yesterday...una canción antibélica en plena guerra fría, qué locura, qué invención. Y encima en synth-pop. Me sigue gustando esa canción a pesar del que peligro de poder quedar desfasada en cualquier momento. Pero habrá que reconocer que ha quedado ya como un auténtico símbolo de esa época de cambios que los 80. El video también ha quedado para la historia. 30 añazos ya.

    51.   "September gurls"   BIG STAR (Radio City, 1974)  
    Alex Chilton era un genio. Uno de esos compositores fantásticos que dignifican la música pop. Los dos primeros discos de Big Star son de escucha obligada, pero siempre mi favorita ha sido esta "September gurls".

    September gurls do so much
    I was your butch and you were touched
    I loved you well never mind
    I've been crying all the time
    December boys got it bad.

    September gurls I don't know why
    how can I deny what's inside
    even thought I keep away
    maybe we'll love all our days.
    When I get to bed
    late at night
    that's the time
    she makes things right
    ooh when she makes luv to me

    El pasaje, de Justin Cronin

    Justin Cronin publicó en el 2010 uno de esos bombazos literarios que salen todos los años, "El pasaje". Avalada por los críticos, multipremiada y muy leída, pronto se convirtió en un caramelo para las productoras cinematográficas que ya planean una adaptación con Ridley Scott al mando. La edición española a cargo de Umbriel tiene 1084 páginas, así que debe ser "El pasaje" el libro más largo que me he leído nunca, aunque otras ediciones tienen bastantes menos páginas como la americana, casi 200 menos.

    La historia comienza con el nacimiento de Amy (La Chica de Ninguna Parte), la protagonista o al menos el hilo conductor de esta novela. Su historia en esta primera parte nos viene contada al estilo John Irving de "El mundo según Garp" prácticamente. El destino que juega con nosotros y al final nos alcanza. La madre de Amy tiene que huir de casa y un desgraciado incidente hace que abandone a Amy con unas monjas. Pronto descubrirá la hermana Lacey que se trata de una niña especial. Por otro lado tenemos los agentes Wolgast y Doyle. Trabajan para el FBI, pero están en un proyecto secreto del gobierno. Su misión es convencer a una serie de presos que están en el corredor de la muerte para que firmen un documento donde se comprometen a perder su identidad y someterse a un experimento. Eso sí, no morirán. Todo se complica cuando le llega la nueva misión a Wolgast, un personaje muy intersante, traumatizado por la muerte de su hija Eva. Debe llevar a la base secreta en Colorado a esa niña llamada Amy. No entiende por qué llevar a un "civil" y menos a una niña de 6 años. Deciden llevar la misión a cabo, pero a lo largo del trayecto les asaltan las dudas. La niña parece tener una conexión con él muy especial, empieza a preguntarse cosas. Y por otro lado está el proyecto. Un virus capaz de curar todas las enfermedades, estamos hablando de conseguir la inmortalidad.

    El libro está dividido en once partes desiguales, escrito en un estilo narrativo, aunque también hay textos sacados de diarios o memorias y también algún mail bastante orientativo sobre lo que realmente está pasando. Son como visiones desde dentro de la acción que la hacen más dinámica, ya que el punto de vista del narrador a veces se puede hacer demasiado monótono. Es una mezcla de géneros: está el drama, el terror por supuesto e incluso la ciencia ficción. Está escrito en un lenguaje asequible, directo, con muchos diálogos, pero también con muchas descripciones que enriquecen el texto. La primera parte del texto, cuando todo se desencadena me ha gustado especialmente. Creo que Cronin borda esas páginas con una literatura muy conseguida. En las posteriores partes llegamos a un momento de más monotonía y te llegas a aburrir ligeramente en ciertas fases, especialmente con todo lo que sucede en la "Colonia". Las acciones están muy bien descritas y hay momentos en los que quieres ir tan rápido para saber que va a ocurrir después que todas esas descripciones tan minuciosas y esos monólogos interiores te resultan cargantes, pero al final vuelves a ellos porque no quieres perderte detalle. Los personajes están muy bien definidos: Wolgast es un agente muy cualificado, tiene dudas éticas sobre su trabajo y no puede evitar sentirse culpable por la muerte de su hija Eva, lo que provocó la separación con su mujer. Amy es vista por él como una nueva oportunidad y no quiere perderla ni que nadie puede hacerle daño. La hermana Lacey nos trasmite su humanidad y nos hace partícipes de las dolorosas experiencias que sufrió en su
    Sierra Leona natal. Los personajes de la "Colonia" como Theo, Peter, Alicia, Maus, Caleb, Michael, Sara, Tia...todos tienen una historia y nos va apareciendo a lo largo de la novela, haciéndonos, a ratos, cambiar nuestra actitud ante ellos. Y luego están los personajes secundarios que son muchos y por supuesto Babcock, Carter y los demás que forman el misterioso grupo de los Doce. La historia de Carter es una de las que más me ha gustado, junto con la del cuidador Grey en la base militar donde todo comienza. Tantos personajes pueden resultar complicados de seguir (hay muchos más, junto con historias de otros que no aparecen pero se habla de ellos) y sin embargo Cronin consigue que no nos perdamos  con una historia bien hilvanada a pesar de los saltos en el tiempo. Hay muchos momentos que se me han quedado grabados por su intensidad, y días después de la lectura todavía vuelvo a ellos. Un gran acierto por parte de Cronin por crear esos momentos de tensión con esas pausas tan logradas entre capítulos. No hay duda que en la era de la imagen en la que estamos, un libro como éste debe estar preparado para ello. Pronto vendrá la segunda parte, para el año que viene. Será difícil que pueda mantener el listón tan alto, aunque Cronin ya ha demostrado que no se casa con nadie y que no puedes dar nada por sentado.

    He hecho una playlist en Spotify con canciones que me han ido viniendo a la mente según iba leyendo la novela. Sólo una hora, haría falta muchas más canciones para poder completar todo este volumen.

    jueves, 25 de agosto de 2011

    Quién quiere irse de campamentos teniendo una Super 8

    8/10
    He visto Super 8 y me lo he pasado muy bien, se me ha hecho algo largo el final pero la primera parte la he mirado un poco embobalicao, como diciendo, míralos, qué chicos más listos y qué mala suerte han tenido...o buena, según se mire. Lo más importante en una película es eso, ¿no? Pagamos por pasárnoslo bien, por que nos lleven a otros lugares, nos presenten a gente interesante, empaticemos y suframos con ellos, que nos conmueva el final o que nos riamos a mandíbula batiente. Y, ¿qué pasa si la historia tiene fallos por todos lados?¿O si los actores no están sacados de la Shakespeare's Royal Company? ¿O si la edición y el montaje parecen ocultar lo mejor de la película? Bueno, pues un espectador rendido (como era yo) le debería dar igual todo eso. Ya sabéis todo lo que han dicho, el pensar como serían Los Goonies en el 2011 y todo esa publicidad que han ido soltando. Tengo que confesar que no soy especialmente seguidor de la mítica película de Richard Donner. No niego su influencia sobre toda una generación, pero no me siento especialmente identificado. 

    Así que el primer gran problema que tiene Super 8 son las expectativas. Queremos que una película del 2011 recree el mismo ambiente que una de 1985 y haga el mismo efecto sobre los jóvenes. Il n'y a pas moyen, como dirían los franceses. Simplemente no puede ser. Los adolescentes o preadolescentes de hoy tienen una información y un acceso a ella increíblemente superior, aparte de una ingenuidad mucho más limitada. Son más oscuros en cierto punto. Es decir, si vemos todas las películas de Harry Potter, por poner un ejemplo de modelo exitoso, vemos que son retorcidas, hay espacio para el humor pero en muchos puntos predomina la tensión e incluso el terror; ¡pero si en la primera ya aparece el malo alimentándose de un Unicornio! Recuerdo cuando vi Legend, mucho tiempo después, y me pareció que no tenía nada que ver con todo el cine que se hacía en aquellos años. Creo que hubiera tenido más sentido hoy en día, ¿un remake? Me conformo con un lavado de cara y un pase por los cines para ver que tal. No es tan mala como todo el mundo dice. Pero volvamos a Super 8. Decía que uno de esos problemas que le podíamos ver es esperar una película dentro de unos parámetros muy limitados: unos chicos que tienen un verano por delante y un proyecto en común se enfrentan a algo inesperado y que puede cambiar sus vidas. A eso le añadimos un enemigo poderoso, una población ajena a lo que está pasando, o, al menos, a lo que está pasando de verdad (porque tiene que ser una población, esto no pasa en una gran ciudad), un problema familiar y salpicamos con humor y un poco de terror adolescente. Tenemos película de éxito, sobre todo si le añadimos los mejores efectos especiales posibles y una llamada a la nostalgia. Claro, no podemos olvidar tampoco al productor (¿sólo productor?) Steven Spielberg.


    Otra forma de ver esta película es su homenaje a los setenta, principios de los ochenta. Estaríamos pensando entonces en la etapa Encuentros en la tercera fase y, sobre todo, E.T. de Spielberg, del que que J.J. Abrams siempre se ha declarado plagiador admirador. De hecho, seré yo, pero en el fantástico cartel retro que han hecho para Super 8, los personajes de Joe y de Alice me recuerdan a Elliot y sobre todo a Gertie, interpretada por Drew Barrymore. Tanto es así que me llevé una sorpresa en el cine al ver lo "mayor" que era Alice (Elle Fanning) pues estaba convencido que se trataba de una niñita. ¿Guiño, homenaje, robo descarado? Pasadas ya todas estas referencias, podemos volver a la película en sí. La historia es la de Joe Lamb (Joel Courtney), un chico del pueblo de Lillian, que acaba de perder a su madre en un terrible accidente en la fundición donde trabaja. Su padre, el agente de policía Jackson Lamb (Kyle Chandler) se debe enfrentar a esta muerte y al cuidado de su hijo, a lo que no parece estar preparado. Por otro lado, tenemos a los amigos de Joe, especialmente al futuro director de cine Charles (Riley Griffiths) empeñado en acabar su película de zombies. Para terminarla ha decidido reclutar a Alice Dainard (Elle Fanning) lo que motiva especialmente a Joe. Lo que no sabe es que la relación con Alice no será bien vista por su padre Jackson, algo que se descubrirá más tarde y que no pienso spoilear aunque se adivina fácilmente. Así que se van todos juntitos a grabar a una antigua estación de tren. Joe es maquillador y un experto en maquetas, lo que le sirve para entablar conversación con Alice. Entonces aparece un tren, deciden aprovechar el momento y filmarlo con esas cintas de super 8 que dan título a la película ("¡valor añadido!" repite Charles incansablemente). Un descomunal accidente tiene lugar y a partir de ahí todo parece cambiar en el pueblo de Lillian. 


    Esta es una película de J.J. Abrams, no hay que olvidarlo y si sabe hacer algo bien este director (que son muchas cosas para un ignorante como es el que escribe aquí) son los inicios. Quizás no me gustara la nueva Star Trek, pero tiene un arranque espectacular como también lo tenía Misión Imposible 3, o el fantástico piloto de Perdidos. Pero continuar la historia manteniendo ese nivel ya es más complicado. Aquí no se trata de una apoteósico inicio repleto de acción, hasta que no descarrila el tren prácticamente no vemos de lo que es capaz el director, pero me encanta esta primera hora cargada de emociones contenidas. Además, la estética está tan bien cuidada que no quieres perderte ni un detalle. Sin embargo la película desengancha totalmente en la última media hora, empiezas a preguntarte cosas, los por qués de siempre pero aquí son mayúsculos sinceramente. Da la impresión que hay un minutaje enorme fuera la edición final y que aparecerá en la versión DVD, ahora no sé si le daré otra oportunidad a este Super 8 para ver si todas las piezas encajan. De pequeño no te hacías tantas preguntas, quizás es por eso que no podemos revisar las películas de nuestra infancia, la decepción sería enorme. Estoy seguro que esta película con los ojos de un niño gana muchos enteros. Lo peor es el final, sin duda, estropea todo lo visto anterior. Pero estoy hablando de la última media hora o más, lo que no es poco. Sin desvelar demasiado, se trata de una serie de fuegos artificiales sin sentido y alguna escena melodramática que sobra. 


    Los actores no brillan especialmente, pero tampoco están espantosamente mal como he oído por ahí,  y que Abrams no busca la perfección en sus películas, a nivel interpretación, se entiende. Lo peor es que hay personajes que pululan por la película sin ningún sentido (¿quizás un mal montaje?), y otros que no terminan de encajar, como el padre de Alice o incluso el policía padre de Joe, cuyo papel final es más bien irrelevante, aparentemente. Los protagonistas están bien, y creo que Elle es tan buena como su hermana Dakota, o más, y tiene una sonrisa tan graciosa que al final tienes que perdonárselo todo. El "director" Charles es una sorpresa, resulta bastante convincente como joven empeñado en acabar su proyecto y el protagonista Joe, está bastante bien, no es Corey Feldman ni mucho menos, quiero decir que no tiene su carisma, pero creo que lleva muy bien el peso de la historia, eso sí los momentos de tensión con su padre tienen de todo  menos tensión. A todo esto hay que matizar que vi la película en versión doblada, con lo que se perdió todo lo que se podía perder en la actuación. Los doblajes están moderadamente bien, pero me siguen rechinando ciertas voces que considero totalmente fuera de tono. Si el final no es gran cosa, el guión tiene que hacer agua por todos lados, no especialmente. Es una buena historia, que funciona hasta que se desata todo al final y parece que le sobran personajes, argumento y explosivos. Pero tiene diálogos bastante conseguidos, personalmente me reí bastante lo cual es de agradecer. 

    La música corre a cargo de Michael Giacchino, compositor habitual de de Abrams en prácticamente todos sus trabajos. Se ha convertido en el John Williams de Spielberg para J.J. Y como banda sonora funciona muy bien, no creo que pueda compararse a las grandes partituras de Williams, pero sinceramente Giacchino va por el buen camino (¿?), diremos mejor que ha encarrilado su carrera, que va más con el desencadenante de Super 8. Son temas cortos, que se van repitiendo en distintas variaciones pero que acompañan ese ambiente de nostalgia con el de acción que también abunda. "Super 8 suite" es el gran tema de la banda sonora, sentimental y evocador, nos hace pensar en esos veranos llenos de posibilidades. Otros más propios del cine de acción como son "Lambs on the lam" o "Air Force HQ or Bust". Especialmente bellos son "Mom's necklace" y "Alice projects on Joe". Aparte de esta gran banda sonora, Abrams ha metido algunos clásicos del rock de los setenta como "My Sharona" (curiosa escena cuando la cantan) o la fantástica "Don't bring me down" de la Electric Light Orchestra, que suena atronadora cuando hacemos el gran salto de cuatro meses desde la muerte de la madre de Joe a la llegada del verano. Qué temazo, por Dios.

    En definitiva, una buena película con grandes momentos para recordar, pero que sabes que es más efectista que profunda. ¡No os saltéis los títulos de crédito! Nadie puede perderse el cortometraje de Charles ya terminado y listo para presentar. Un gran broche final a una película que no decepciona en líneas generales. Ahora bien, si te olvidas de todas las tonterías que he dicho anteriormente, te metes en la piel del niño de 12 años que fuiste (no el de ahora, el que escucha a Justin Bieber no) y te dejas llevar, disfrutarás lo indecible. 




    viernes, 19 de agosto de 2011

    El origen del planeta de los simios

    7'5/10
    De nuevo vuelvo al blog tras unas largas vacaciones. Me ha costado bastante más de lo que pensaba. Y cuando he mirado lo que tenía en borradores he decidido no publicarlo porque daba vergüenza ajena, supongo que por eso no leo nunca las entradas anteriores ¡las borraría todas! Poco a poco iré activando el blog y qué mejor forma de hacerlo que con este nueva revisión de la cosmogonía del Planeta de los Simios. Sé que no es ni mucho menos perfecta, pero me parece la mejor de todas las que he visto. La tecnología tiene mucho que ver, por supuesto, pero no sólo. El origen del planeta de los simios es otro buen ejemplo de como los efectos especiales ayudan a contar una buena historia. Y Caesar (Andy Serkis) es uno de esos personajes que se quedan en la retina. No le darán un óscar por su actuación, quizás también porque gran parte del mérito también está en  Weta, que ya trabajaran en El Señor de los Anillos, Avatar y King Kong, y que volverán a trabajar con Peter Jackson en su tan esperada versión de El Hobbit. Sin embargo, el trabajo de Serkis en encomiable, quizás no sea el mejor con la mo-cap (captura de movimiento), pero es la megaestrella actual. Esta película es la historia de Caesar y su revolución, los demás actores incluyendo a James "sonrisas" Franco y Freida "si-fuera-más-guapa-sería-un-CGI" Pinto, sirven a la historia del chimpancé hipervitaminado.

    (Ojo, algún spoiler hay)Will Rodman es un científico empeñado en encontrar la cura del Alzheimer, enfermedad que tiene muy presente por su padre Charles Rodman (John Lithgow) que la sufre en un grado bastante avanzado. Sus experimentos con el ALZ-112 y los resultados con una hembra llamada "Ojos Claros" (Bright Eyes, justo como llamban al personaje de Charlton Heston en la primera película del 68) le animan a presentar un medicamento revolucionario que pudiera ser la solución definitiva. Su jefe Steve Jacobs, encantado por los millones que va a dar a los laboratorios Gen-Sys. Sin embargo, Ojos Claros escapa y provoca un caos en el laboratorio que termina con su muerte y con el rechazo por parte de los posibles inversores. El proyecto se para y Will se ve obligado a continuar por su cuenta. Ojos Claros tenía un bebé, para evitar sacrificar a todos los chimpancés, Will se lo lleva a casa. Pronto se da cuenta que Caesar el bebé chimpancé ejerce una buena influencia en el estado de ánimo de Charles y Will decide quedárselo. El tiempo pasa y vemos como Caesar ha desarrollado una inteligencia fuera de lo común, quizás heredada de su madre. Sin embargo, su natural carácter protector le llevará a provocar momentos de tensión y finalmente a un lugar apartado de la familia donde tendrá contactos con otros simios.


    En general me ha gustado mucho este "reboot" de la saga simia. Ya que todo el mundo utiliza la palabra reboot, tan de moda últimamente, pues haré lo mismo. Una precuela no sería exacto aparentemente porque se quieren alejar de la apuesta que había realizado Tim Burton en el 2001, sería en todo caso una precuela de las películas clásicas, pero éstas ya habían tenido las suyas en los setenta. Parece ser que el director Ruper Wyatt ha dado en el clavo y formará parte de una trilogía (¿Es necesario hacer una trilogía de todo aquello que haya costado un dineral para amortizarlo? Pues claro). Lo que más me ha gustado de este "Rise of..." es la emoción que transmite, una emoción que viene de la mano de los efectos especiales como en esta  escena en la que Caesar pierde los papeles. No nos resulta difícil ponernos junto a los simios en su lucha por no ser más juguetes unos de los humanos, quizás los malos son demasiado malos como para tener alguna duda al respecto. Quizás el guión sea demasiado edulcorado en ese tipo de detalles. Otro punto que no me ha gustado nada es la rápida evolución de los simios, no entraré en detalles por no estropear la película a nadie, pero el momento del "despertar" simio me pareció hecho deprisa y corriendo como queriendo llegar lo antes posible al clímax de la película, la batalla final en el puente que tanto nos han mostrado en todos los trailers. Los actores están bien, sin entrar en detalles. James Franco sostiene la película en la parte que no vemos a Caesar y tiene algún que otro buen momento, los demás son meros figurantes, salvo Lithgow que también está bien. Hay personajes que tienen cero importancia, como el de la doctora Caroline (así se llamaba curiosamente la 4ª acompañante de Heston al estrellarse) o el vecino macarra que luego resulta que es piloto... Sin duda es la más "humana" de todas las que he visto, mi pareja llegó a llorar y todo al final. Claro, la pobre no sabe que pasa después porque no ha visto ninguna de las anteriores...Por cierto, "El origen.." está lleno de referencias a la saga. Desde una misión a Marte perdida en el espacio, hasta los nombres de los personajes (Caesar, Bright Eyes, Maurice...) y varias escenas que rinden homenaje a la película clásica (el manguerazo a Caesar), además de la conocida frase "Damn dirty monkey" que decía el bueno de Heston. Entretenida, emotiva, espectacular, con momentos de gran tensión y otros demasiado ligeros. La pregunta de hasta qué punto podemos jugar con la naturaleza sin que tengamos que afrontar las consecuencias... Mucho, pero mucho mejor de lo que esperaba.