Miopes

Miopes

viernes, 1 de julio de 2011

Los Tiki Phantoms en Burgos

Mira que la de ayer no era una noche propicia. Y que Burgos tampoco es una ciudad muy proclive al surf rock. La música son estados de ánimo, eso está muy bien, pero no podemos negar que las bandas de Death metal canarias son bastante menos numerosas que las de Oslo. Pues eso, que con 12ºC un 30 de junio, y eso que la temperatura había subido con respecto al día de ayer, pues la música festiva de los grandísimos Tiki Phantoms no parecía entrar así de primeras. Ahí en el Paseo de Atapuerca (no sé si se dieron cuenta estos chicos que a pocos metros de ellos se encontraba una de la colección de restos humanos más importantes del mundo y que iba como anillo al dedo a esas fantásticas máscaras calavera) donde soplaba un viento helado que no hacía presagiar nada bueno, El Beat, El Bravo, El Kahuna y El Kanibal nos demostraron como hay que animar a un público frío, pero frío con mayúsculas.

Perdón por las fotos, son penosas, como el móvil y el fotógrafo

'dita sea, está peor de lo que yo creía, pero es lo que hay

Y sin embargo, un servidor se quedó encandilado en cuanto salieron. Una estética impecable y un ritmo endiablado son una combinación demasiado letal para mí. El surf rock instrumental no es un estilo del que yo haya escuchado algo, pero es que esos reverb se me metían por todos lados y era imposible resistirse ante ellos, ni ante las sonoras provocaciones de los resucitados fantasmas de Tiki y sus provocaciones llenas de sorna ante un público que fue despertando conforme avanzaba el concierto. La música, espectacular. La energía que desprende el cuarteto es innegable, una música hecha para bailar como un loco mientras se disfruta de las enloquecidas coreografías de estos muchachos. Poderosos riffs que iban del rock más clásico al más punk, siempre congracia y estilo. Y, quizás fueron simplemente pequeñas ilusiones ópticas, pero la posición gallarda del bajista con rodilla en alto y bajo en ristre me recordaba a las acometidas del gran Steve Harris. No digo que los Maiden hayan sido una influencia para los Tiki Phantoms, aunque el bueno de Eddie. Los chicos de Barcelona tenían un desparpajo y una gracia fuera de duda a pesar de los comentarios un poco fuera de tono de un par de gilipollas que tenía detrás, se ganaron al público con un recital de más de una hora de portentosa música instrumental. Y eso no es fácil. Grandes momentos, el inicio: los cuatro en posición y todos al unísono a bailar en posición con una de sus nuevas canciones, pertenecientes a su Los Tiki Phantoms mueven el esqueleto (B.Core, 2011), las graciosas increpaciones al público (con éxito), la brillante versión del Take on me de los A-Ha, rebautizada Tiki on me, o el momento de surfir al espontáneo con su tabla de surf (un monopatín, obviamente) y el espectáculo montado, aparte del recuerdo al movimiento 15M de Burgos por parte del muchacho, lo que fue muy aplaudido por el personal, como no podía ser de otra manera. Los bises, claro. Y es que nos lo estábamos pasando muy bien porque sean quienes sean los Tiki Phantoms, desde luego son unos party animals y eso para mí es siempre un plus. Me quedo con muchas ganas de volver a verlos en un local cerrado, donde poder disfrutar aún más de estos chicos que como ellos mismos dicen "son jodidamente elegantes, muy guays y tocan de puta madre". Pues eso.

P.D. Tengo que reseñar lo mucho que me llamó la atención la cara de alguno que estaba por ahí cerca. Nosotros bailando, porque a mi si me dicen bailad (y no bailar, ese maldito infinitivo no es imperativo, diablos) yo bailo, eso lo tengo claro, y alguno como si estuviera viendo el último concierto de Ana Belén. En especial recuerdo un chico todo serio con los brazos cruzados con cara de decir: os odio porque os lo estáis pasando bien y yo sólo escucho Radiohead.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo, fue un conciertazo! y también completamente de acuerdo, usad bien el imperativo, vamoos!
y algo que tristemente me recordó al Burgos de mis recuerdos.. toda esa gente de botellón en el río que no movió el culo para escuchar un poco de buena música!

Antò dijo...

No me había dado cuenta del detalle de los botellones, pero ahora que lo comentas sí que me acuerdo. Pues nada, peor para ellos. Y mejor para nosotros que lo disfrutamos! Un saludo

ИMLSS dijo...

Los he visto más de veinte veces en Barcelona y realmente son geniales. La primera vez que los vi acabé encima del escenario junto a más gente, bailando con ellos, y fue una pasada. Ojalá pasen más por Burgos y los podáis disfrutar de nuevo ;)

Antò dijo...

Yo les tenía muchas ganas y aún así me sorprendieron. Animales del directo. Espero repetir.