Miopes

Miopes

martes, 21 de junio de 2011

No sé como llamar este post, por ejemplo, canciones que no te deberían gustar si fueras un talibán de rock and roll, pero aún así te gustan

Estando en una verbena de pueblo este fin de semana, comencéme a preguntar por las mejores canciones supuestamente no convencionales de mis grupos favoritos. Es decir, aquellas canciones que se salen del estilo habitual de los grupos que han marcado mi aprendizaje musical, y que, sin embargo, se han vuelto populares, por las razones que sean. Ya sabéis, la típica conversación de bar entre dos frikis hartos de cubatas sin mucho más que hacer. Así que vuelvo a lo hizo grande este blog (pero qué tonterías digo...) y no es otra cosa que ... ¡las listas!

Todo comenzó al asistir al concierto de una de esas denostadas orquestas que se pegan el verano trabajando como unos campeones. Empiezan por las mañanas, a la hora de vermú, tocando todo tipo de pasodobles, salsa, alguna de Shakira. Pero todos sabemos que mientras estaban calentando motores antes de empezar el show, se sucedían los riffs de Metallica, AC/DC, e incluso algún moderno metían a los Sôber. Sólo para probar sonido, que luego venía Ricky Martin y Antonio Molina. Por cierto, algún día tengo que hablar del look de esos cantantes, ayer vi uno que...madre mía. A lo que íbamos. Nos encontrábamos el sábado escuchando ya la última parte del concierto. El cantante, un tipo ya veterano pero con voz inmensa y mucha, mucha energía, llevaba ya dos horas y media de concierto por la mañana, otras tres o cuatro por la tarde, más las cuatro de la noche, todo un campeón, y se puso a cantar ...

"Jump" - Van Halen 
En 1984, Van Halen eran un grupo muy muy grande. Tenían a un guitarrista que ha marcado una época, sus discos eran una auténtica orgía de riffs y solos, mezclado todo con una canciones muy pegadizas y encima contando con un frontman de manual. Mr. Dave Lee Roth. Tras 1984, el sexto disco de la banda, Roth se fue y les dejó con una canción hecha a su medida. Si había algo que había cambiado en este genial disco era el uso de los sintetizadores, que estaba por todos lados, pero sorprendía el hecho de que una banda que basaba su sonido en el poder de las guitarras los usara tanto. ¿Qué tiene que ver la potencia de Ain't talkin' about love o Dance the night away con Jump? Que son canciones festivas, alegres y explosivas, como todas las de uno de los grupos más míticos del hard rock americano. Es una canción que me pone de buen humor siempre que la escucho, no importa que sea el paradigma de la comercialidad al cubo, que tenga un estribillo repetitivo y que sea más bien tonta. Ese riff de sintetizador es inolvidable.


"Turbo lover" - Judas Priest
El disco más blandito de los Judas, eso dicen. Después de la obra maestra Screaming for Vengeance (1982) y el más flojo, pero igualmente estimable Defenders of the faith (1984), llegó Turbo (1986). Los sintetizadores estaban de moda, ya lo habíamos dicho antes, pero es que se pasaron. No sé en que estaban pensando estos chicos, de hecho la reacción posterior no pudo ser más evidente. Endurecimiento del sonido primero con Ram it down (1988) y luego con Painkiller (1990). No será un disco que guste a todo el mundo, por supuesto, de hecho para la mayoría ha quedado como una rareza de los Judas, exclusivo para los fans de la banda, el resto lo ven como música anticuada sin ningún interés. Pero ahí tienes esas primeras notas del título inicial, Turbo lover, una declaración de principios del amigo Halford, que se siente más que a gusto con ese tono chulito piscinas. Grande.

ç


"Sure know something" - Kiss
No es que los Kiss hayan sido un dechado de virtudes rockeras, pero sí han disfrutado como nadie del status de rock star. En 1979, los Kiss estaban en lo más alto, pero se empezaba a notra el cansancio, sobre todo de Peter Criss, tras su desafortunado accidente. Y después de dos discazos en directo que ya están dentro de la mitología rock, los Kiss no se sabía muy bien que querían hacer. ¿Seguier haciendo rock clásico sin buscar la excelencia, o un poco de experimentación,que nunca viene mal? Y aquí tenemos este Dinasty, una colección de canciones tirando a pop repleto de capa de brillantina propia de la época. Estuve a punto de poner I was made for lovin' you, pero es que creo que Sure know something tiene algo especial, ese bajo tan funky, además siempre me ha parecido que Paul Stanley tenía ese puntito filogay que tan bien le iba a esta canción.



"Can I play with madness?" - Iron Maiden
Sí, en efecto Seventh son of a seventh son es algo así como el último gran disco de los Maiden. Entonces todas sus canciones deberían ser favoritas, pero no sé por qué creo que Can I play with madness está algo así como infravalorada. Siempre me ha parecido una canción grandiosa, aunque tiene poco que ver con ese metal progresivo que tan bien se le da. Esos coros tan propios de otras bandas no parecen tener mucho que ver con los viejos éxitos de la banda. Pero aún con todo, esta canción me parece magnífica, divertida y además queda muy bien cuando la tocas con los amigos. 



"Carry on" - Manowar
Hace unos años observé en la universidad, en una de las salas de estudio, una curiosa pintada que decía algo así como "Me gustan bastante Manowar". Siempre me pregunté que quiso decir ese misterioso autor con "bastante". Una banda tan excesiva como Manowar, la única y verdadera banda de heavy metal, según ellos mismos, no puede conformarse con un bastante, como si fuera un episodio de Six feet under.  O los amas o los odias. Pero entonces que pinta una canción tan facilona como Carry on, qué disparate es este. ¿Iban a volverse en Fighting the world una banda mainstream? Y qué más da, esta canción suena tan comercial y tan pegadiza como siempre.



"Home Sweet Home" - Mötley Crüe
No sé vosotros, pero en la época en la que me empezó a interesar el rock más duro, el disco que menos escuchaba de los Crüe fue este Theatre of Pain. Y creo que a pesar de la calidad del disco, que no era poca, éste nunca estuvo a la altura de los anteriores y los dos posteriores. Y sin embargo en este disco tenemos el mejor medio tiempo de Nikki Sixx y los suyos, una balada genial que no me canso de escuchar, con esos coros tan fantásticos al final, y sí puede ser que de Mötley Crüe nos gustaran sus temas más sleazy, pero este Home sweet Home es genial.



"Crazy little thing called love" - Queen
Este disco, The Game, siempre me echó para atrás. Nunca me gustó, ni siquiera Another one bites the dust. Pero hoy en día me parece una obra maestra de la música pop, más que rock. Así eran los Queen, cuanto más los escuchas más te das cuenta de los matices de su música. Y está esta Crazy little thing called love, un tema rock que rinde homenaje al más clásico rock de los cincuenta. No es que la canción sea más o menos buena, que lo es, es que encaja perfectamente con Queen, podían haber hecho death metal y no les hubiese ido mal.





6 comentarios:

EmeJota dijo...

Un post más que interesante, en especial por "Jump" pues me encanta el trabajo que le dan a los sintetizadores y "Crazy little thing called love" ya que me ha costado cierto tiempo agarrarle amor a Queen, hasta hace unos 5 años fue que empecé a entender la onda de Freddy Mercury, ahora afortunadamente puedo apreciar (como bien dices) los matices de su música.

Antò dijo...

Muchas gracias Emejota, y todo este post empezó por "Jump", porque es verdad que tiene algo que te atrapa. Yo tuve una etapa de admiración total por Queen, luego indiferencia, y ahora he vuelto otra vez, sobre todo al descubrir que canciones que me pasaron desapercibidas en su momento. Un saludo

Anónimo dijo...

El Heavy no es violencia

Antò dijo...

Un viejo slogan de la España ochentera y progre. Era gracioso ver a los Barón Rojo (enormes) con ese lema. No sé si ha entendido que yo abogaba por la violencia en el mundo del metal, no era mi intención ni mucho menos. Yo soy pacifista convencido y llevo más de 20 años escuchando rock duro y heavy metal. Ahora bien, si le preguntas a Slayer, Ted Nugent o Annhilator, no sé muy bien que te van a decir...Un saludo

aLesHe dijo...

podrias llamarlo.. mi gusto culposo!!! ;)

Antò dijo...

Totalmente de acuerdo, aLeshe!