Miopes

Miopes

sábado, 4 de junio de 2011

"Move like this", The Cars

 "I believe in you
And your sultry side
I would never jump
Your never-ending ride"


7/10
Con esta portada especialmente horrible, regresan el grupo de pop psicodélico más rentable de los 80. Incluso diría el más cool. The Cars están de vuelta, tras casi veinticuatro años después de su último "Door to Door". Y la buena noticia es que Move like this (Hear Music, 2011) está bien, diría que incluso está muy bien. A mediados del año pasado se produjo la tan ansiada reunión de la vieja formación, separada en 1988: Rick Ocacek, Elliot Easton, Greg Hawkes y David Robinson. El bajista Benjamin Orr murió de cáncer a principios del 2000. Además, aquel invento llamado The New Cars, que no era más que una parte de la banda unida con Todd Rundgren para tocar temas en directo había hundido un poco el prestigio del que gozaba la banda, quedando casi como un puñado de viejas glorias que intentaban vivir de las rentas. Y no eran malas estas rentas. Discos clásicos del pop de sintetizadores, el paradigma del New Wave Rock con ejemplos como: The Cars (1977), Panorama (1980) y su mayor éxito Heartbeat City (1984), y que decir de aquellos coros imposibles en "Hello again" o la fantástica "Drive", uno de los temás que para mí mejor refleja lo mejor de los ochenta. Si bien este estilo desenfadado, divertido, con ramalazos punk de baja intensidad pero de perfecta ejecución, estuvo reflejado en otras bandas como Blondie, Talking Heads, The Pretenders o Cheap Trick (sobre todo en Dream Police), The Cars conseguían eso que tan difícil resulta, tener un estilo propio. Y el hecho de que grupos tan recientes y tan reputados como The Strokes o Franz Ferdinand muestren su influencia en sus mejores discos, habla mucho en su favor. 

Y encima, el nuevo disco está muy bien. Y aunque el estilo de la banda de Ocacek no ha desaparecido, se ve cierto grado de modernidad. Las guitarras son más agresivas que su pop bubblegum de antaño, pero siguen teniendo melodías ultrapegadizas y canciones diseñadas para hacerte sentir bien una y otra vez. "Blue tip" parece sacada de cualquier disco suyo de principios de los ochenta. No pasa el tiempo. Esas gafas de sol y esos pantalones de vinilo están hechos para esta música. "Too late" es un maravillos medio tiempo, con esa voz tan amable de Ocacek, casi de eterno adolescente y esos teclados tan característicos. "Keep on Knocking" marca esa transición a temas más rockeros y menos pop. "Soon" es el tema a lo "Drive" de este disco. No digo que no funcione, porque algo tienen The Cars en sus canciones, que siempre enganchan y resultan siempre mejor de lo que parecen. "Sad song" bien podría ser una canción de LCD Soundsystem, gran tema con un más que pegadizo estribillo. Me encantan los teclados y esos ecos tan especiales. Y el resto del álbum no desmerece para nada. Y además creo que hay sitio para The Cars en este panorama de música independiente cada vez menos....lo que fuera que era antes. Una agradable sorpresa para este principio de verano. De momento, un servidor no se cansa de escucharlo.





Y no puedo resistirme a poner este video que me recuerda tanto a cuando era un chavalín:

No hay comentarios: