Miopes

Miopes

domingo, 12 de junio de 2011

Descubriendo a Bastien Vivès con "Le goût du chlore"

Le goût du chlore es obra del nuevo prodigio del cómic francés Bastien Vivès, que con apenas 24 años ya apunta maneras de futuro icono de la BD francesa y europea. Sus obras son un éxito de crítica y público, y son rápidamente traducidas a otros idiomas. Le goût du chlore (El gusto del cloro) fue publicado en Francia en el 2008 por Casterman, dentro de su serie KSTR. Es ésta una serie muy interesante, con un estilo provocador tanto visual como argumentalmente, con ediciones muy cuidadas (como todas en Francia). Aquí en España, la obra de Vivès está siendo publicada por Diábolo ediciones.

Éste es el argumento: chico con problemas de espalda va a nadar los miércoles para curarse. Allí conoce chica muy atractiva con la que entabla amistad. 


Poco más se puede decir de la historia que se desarrolla en unas 140 páginas.  Y sin embargo al leer el cómic se perciben cientos de sensaciones diferentes que te llevan por caminos muy distintos. Lo primero que hay que decir es que es una obra casi muda. Nos encontramos páginas y páginas enteras sin que aparezca más que una corta frase. No quiere decir que no nos cuente nada el joven Vivès, al contrario. Si en algo destaca esta historia y la obra del francés en general, es por su gran maestría en el arte de los gestos. La información que te dan esos personajes poco definidos no es poca. Y el autor nos deja a los lectores el interpretar todo lo que está sucediendo. La trama se desarrolla prácticamente en su totalidad en la piscina. Todo el cómic tiene ese color azulado/verdoso propio de esos entornos de piscina pública. Me parece muy interesante como los personajes son definidos en el agua, a veces es simplemente una figura apenas percibida en medio de una masa verdosa que parece no tener fin. La soledad del chico protagonista queda bien reflejada en estas viñetas. Y sin embargo, a pesar de tener una línea poco clara de dibujo, de difuminar a propósito el contorno de los personajes para que no estén verdaderamente definidos, resulta sorprendente la forma detallada con la que muestra la natación. Es una aproximación casi perfecta a la posición que debemos tomar en cada brazada, en cada movimiento de piernas. 


Son como pequeñas instantáneas donde se muestra cada movimiento, cada expresión, cada mirada que no son normalmente percibidas cuando no estamos pendientes. Es como cuando vemos unas fotografías y nos sorprendemos de la cara que había puesto fulanito o menganito, la cual no habíamos visto antes ya que estábamos a otra cosa. Es cierto que no parece suceder mucho en esta historia, pero sin embargo se cuenta una historia universal que a nadie nos parece banal si esa misma historia nos pareciera a nosotros. La poca gana con la que el chaval sigue el consejo de fisioterapeuta y se va a nadar, el interés que siente por esa chica que va creciendo conforme empiezan a entablar amistad. Como se percibe el amor que siente por ella, pero se hace de forma sutil, sin estridencias, como la vida misma. Los diálogos no son gran cosa, es cierto. Pero es que son diálogos reales. Aquí no se ponen a hablar de los problemas del cultivo de patata en el sur de Kentucky, no. Hablan de nadar... y a partir de ahí surgen nuevas conversaciones, más personales, propias de una relación más estrecha, donde se forja una confianza que sólo parece existir dentro de la piscina. Es como esas relaciones que mantienes con gente que, en un lugar en concreto, son muy cercanas aparentemente, cuando mantienes algo en común, pero que se diluyen al salir del contexto y ya todo eso que compartíais no parece tan importante. Es triste, pero son lecciones de la vida. ¿Hay algo más interesante que eso? 

P.D. Sólo me quedo con las ganas de saber qué le dice la chica debajo del agua al chico...si alguien lo sabe, pues eso...


Otras opiniones....
Rafus, de Malabares en su Tinta
Banda aparte, de La Tormenta en un vaso
Fran G. Lara, de El pequeño misántropo en el país de los sueños
EduXavi, de Trazos en el bloc
Pequeño saltamontes

3 comentarios:

David C. dijo...

wow esa película me provoca verla.

Antò dijo...

Hola David! Pero..¿te refieres al comic o a la película del post anterior, Triangle??? Saludos

Raúl Facundo Rojas Romero dijo...

Hola!
hace poco me tope con este cómic...
y al igual que vos,, me quede con la duda de que es lo que le dice debajo del agua...
por ahí leí que le dice "je t'aime"...
pero es todo un misterio lo que dice en las ultimas viñetas...
Vos descubriste algo?
por cierto..excelente RESEÑA!