Miopes

Miopes

lunes, 9 de mayo de 2011

He visto Lesbian Vampire Killers y no tengo ninguna justificación válida

Depende del momento:
a las 18h00 un martes: 2/10
a las 2h00 un sábado: 8/10
Vamos a ver. Vamos a ver, pero ver de verdad. Pongamos que tengo 15 años. Pongámoslo así. Y nos juntamos unos colegas a ver una peli que acabamos de sacar el videoclú....?....uy, qué antiguo por Dios! Pero para hacerlo más casposo, vamos a poner que hemos sacado un par de pelis del videoclú tipo esta Lesbian Vampire Killers (2009) y alguna seria para culturizarnos, tipo no sé, Frost-Nixon o algo así. ¿A quién quiero engañar? Sería Frotte-Nichon en todo caso (ojo al juego de palabras totalmente gratuito que acabo de hacer, para denuncia). El caso es que tenemos aquí la oportunidad de ver una película de vampiros, señoras de maravilloso ver junto con dos héroes marginales cuya vida se va al garete. Eso, según mis cánones clásicos, es una película como dios manda, pardiez.



¿La historia? Sí, el argumento. La idea que da pie a semejante disparate. Tenemos a Jimmy (Matthew Horne) y a Fletch (James Corden). Dos amigos cuyas vidas no parecen estar yendo muy bien. El primero, Jimmy, es un calzonazos sin remedio que ha sido abandonado una y otra vez por su manipuladora, pero atractiva y sexualmente muy activa novia Judy. Por otro lado, Fletch ha vuelto a ser despedido de un trabajo, esta vez de payaso. Sus espectaculares vacaciones en Ibiza (so british) no podrán llevarse a cabo así que, mientras deciden emborracharse en un pub, Jimmy decide que la suerte y la aventura les guíen en su nuevo destino. ¿Y cómo? Es facil adivinar, estamos en un típico pub inglés. No va a ser jugando al mus. Unos dardos que eso siempre queda bien con la cámara detrás así como si lo persiguiera (mis conocimientos de ciencias visuales llegan hasta ahí). Y vemos como el dardo en cuestión va tomando la curva infernal que le llevará hasta el pueblo de Cradway, en Norfolk. El peor sitio del mundo para ir a ligar, aparentemente. La mera, mera, mera campiña inglesa en todo su esplendor y hedor. El lugar soñado de todo fanático del trekking. Con caminos abandonados, pubs llenos de hiedra donde hace años que no ha entrado un extraño y con todo tipo de animales muertos y aparentemente disecados (o, ¿es al revés?), por dios, ¿estos chicos no han visto "Un hombre lobo americano en Londres"? Todo pinta muy mal hasta que llegando a uno de esos cuchitriles en forma de pub (esto no es Merlott's ni el pueblo es Bon Temps), aparecen cuatro jovencitas con poquísima ropa deseando pasar un buen rato por esos lares. Eso sí que es una señal del destino para el joven y ardiente Fletch. Lo malo es que no saben que el pueblo está maldito. Claro, como no va estar maldito un pueblo así. Resulta que tropecientos siglos antes, había allí un demonio vampiro en forma de deliciosa mujer llamado Carmilla. La señorita en cuestión se dedicaba a matar a todo humano que veía, macho claro. Porque a las mujeres las convertía en vampiros y en sus amantes. Ya que estas vampiras eran todas lesbianas. Et voilà el título tan sesudo de esta obra fílmica, digna heredera del expresionismo alemán de Murnau. Pero entonces llegado un valiente guerrero de las cruzadas (ojo, que he puesto voz a lo Constantino Romero para impresionar) contempla con horror como su propia esposa se convierta en la novia de Carmila, por lo que decide vengarse crando la espada con forma de pene bendecida por no sé quién y que tenía el poder de matar al bicho. Cuando está a punto de matarla, Carmilla le suelta la maldición del siglo. Todas las mujeres del pueblo se volverán vampiros (lesbianos) a los 18 años de generación en generación, hasta que el último descendiente del duque o conde,  no me acuerdo, llegue al pueblo y tenga sexo con una virgen. Claro. Así, Carmilla volverá a la vida y todo se irá a tomar viento. Apocalyspe Now. La mata, por supuesto. Eso son chorradas parecidas a las que te dicen las señoras gitanas cerca de la mezquita de Córdoba....pero la profecía era verdad. Y a que no sabéis quién es el descendiente del (ahora sí) barón Wolfgang Mclaren????? Pues ahí tenéis la película.


Y ahí me imagino yo todo adolescente con estas chicas tan sensuales y este guión pésimo ... sería un disfrute absoluto. Aquí tenemos vicarios con hijas encendidas deseosos de matar al demonio, vampiras en celo deseosas de alimentarse y que al morir explotan dejando como único resto una sustancia gelatinosa blanca...y la silicona de sus implantes. Un ambiente pseudo-tenebroso que recuerda más a The monster squad que a  Shaun of the Dead. Diálogos alocados con poca gracia basados en el tamaño de los pechos de las chupópteras y en la gracia que hace usar frases como "to suck my stick". Luego está el uso de la cámara lenta sin verguenza alguna, hay que pillar cacho. Para eso la mejor película que he visto ha sido Bitch Slap (o Perras furiosas, como la llamaron aquí...sin comentarios), donde sí tiene sentido, aquí está hasta mal hecho. La peli es para pegarse un tiro en la pierna porque llega a desesperar. Jamás pensé que habría peores vampiros que los de "Crepúsculo"....y sigo pensando que no los hay. Éstas tienen más gracia. Nunca me llegué a reír del todo, aunque ese estilo pulp del principio totalmente copiado de las películas de Guy Ritchie, más que de Tarantino o Robert Rodríguez y esa alocada presentación de personajes por los cuales no sientes ningún aprecio y deseas su desaparición de la forma más gore posible tiene su aquel. Hay algún chiste bueno. Aunque bueno el final es indigno de una película para mayores de tres años. No es la peor que he visto en lo que va de año, ya que tengo unas cuantas en mi haber tipo Bitch SlapDoghouseDance of the dead y otras del estilo que son igualmente funestas. En definitiva, una película que no aspira a ser "Drácula de Bram Stoker" (aunque algo hay copiado) pero que tampoco da lo que prometía, el sexo brilla por su ausencia, no hay nada de sangre y la historia es malísima. Ahora, no os penséis que voy a pasarme a ver un ciclo de Bergman así como así, ¿eh?


Así proponen ellos un giro en los acontecimientos. Al menos "Woman" de Wolfmother está bien empleado....




P.D. Por supuesto, yo solamente he puesto esta crítica en mi blog para atraer más visitas provenientes de los hotlinks, pero nunca lo reconocería abiertamente. Soy un bloguero con una reputación.

7 comentarios:

sergio dijo...

Sr. Miope, qué sorpresa descubrir que tiene usted su vena friki-gore! Me alegro, hay cosas que un sábado de madrugada saben muy distintas que el resto de la semana. Además es un signo de salud mental (pero no lo vaya diciendo por ahí, o le tomarán por rarito).

Worc dijo...

Hola Antò! Tengo que decir que me he reído mucho con la crítica sobre todo con el primer párrafo y tu juego de palabras gratuito, también con la posdata porque pues sí para que vamos a engañarnos: eres una aprovechao ;)

También tengo que decir que no he visto semejante disparate y que gracias a tu crítica quizás la vea, eso sí, en la madrugada de un sábado sabadete.

Por último quiero mostrar mi apoyo a tu "devoción" por crepús-culo, opino tres cuartos de lo mismo.

Un abrazo Antò.

Antò dijo...

Querido Sergio, si bien no soy un gran experto en el cine más "friki-gore", sí que he visto mucho y malo, como debe ser. Es lo bueno de tener amigos deathmetaleros y amantes de lo extremo. Nada, hay que guardarse algunos secretos para uno mismo. Saludos!

Antò dijo...

Hola Worc! Gracias por las risas y sí soy un aprovechao. Quien no llora no mama, como quien dice ;-P
Si tienes la oportunidad te recomiendo el doblete Lesbian Vampire Killers - Doghouse, humor inglés zombie-vampírico del bueno o malo, según se entienda. Crepús-Culo debería ser para mayores de 18, que digo de 18, de 98 para no poder ni acercarse a verla.
Un abrazo Worc!

Antò dijo...

Vaya, no lo entiendo muy bien. Respondí a varios comentarios hace unos días, pero después de que blogger se cayera, han desaparecido. Nada, sólo deciros que muchas gracias por comentar.
Estimado Sergio, soy un friki-gore de nivel medio, no se pueda decir que sea un experto pero desde luego tengo una base de "caspa".
Hola Worc! Pues soy aprovechado, pero no hay que negar esas cosas...La combinación Lebian Vampire Killers + Doghouse resulta divertida para un sábado por la noche. Ahora bien, ésto no es serie B donde se puedan ver las bolsas de sangre falsa ni nada de eso. Por eso hay que darles todavía más caña

Un saludo!

Andrés dijo...

Me ha encantado tu crítica, muy divertida, aunque la película parece prestarse a ello. Seguro que es una obra maestra cuando la tomas a cachondeo, como bien dices, en la madrugada de un sábado.

Por cierto, algunos datos que has puesto me recuerdan a una peli de terror de los 70 más o menos, que hasta me ha hecho preguntarme si esto era una nueva versión, pero no consigo recordar cuál era. Aunque si tú no has hecho mención a ella, posiblemente esté equivocado, que de cine controlas tú más que yo XD.

Saludetes.

Antò dijo...

Muchas gracias Andrés! Me lo pasé bien comentando este desbarajuste en forma de película. Hay que disfrutar de este tipo de productos sin pretensiones más allá de pasar el rato. Yo no me como la cabeza. El tema de los vampiros y el lesbianismo sí se ha visto en otras pelis, alguna española de Jesús Franco en los 70 creo. Pero no Andrés..no soy ningún experto, me gusta mucho el cine, pero antes veía mucho más...ahora ya no tengo tanto tiempo...qué pena joer....Un abrazo