Miopes

Miopes

sábado, 19 de febrero de 2011

Malzieu saca partido a su mecánica cardiaca

Reconozco que me da cierta envidia la gente como Matthias Malzieu. El tipo no sabe cantar, sus composiciones son las de cualquier alucinado crecido porque le han dicho que es un freaky en el buen sentido de la palabra, escribe, como haría tanta gente con cierto estilo si tuviera el tiempo suficiente para ello, ayuda en la producción y encima hace cursillos de dirección y se pone a ello basando su primera película en su propia novela multiventas, con Rossy de Palma por cierto. Y sin embargo, sin embargo, sin embargo...el tipo tiene éxito. Es feliz, está en vena creativa y encima es respetado. Su grupo empieza a ser considerado como algo más que unos locuelos con letras raras y portadas absurdas. Y encima su inglés está mejorado. Y para colmo, tiene una relación con mi adorada Olivia Ruiz. Definitivamente, le tengo un poco de envidia. Pero de la buena, no, de la mala mala.
Y me gustaría poder hablar pestes de este hombre, pero no creo que pueda. Su música no me entusiasma, es cierto, pero reconozco que he escuchado sus discos con Dyonisos más de una y dos veces. Y en cuanto a su libro "La mecánica del corazón", que está vendiéndose por doquier, tiene su aquel. El señor Malzieu, no contento con el éxito de su novela, ha decidido ponerse manos a la obra y crear una banda sonora para el libro, o más bien un álbum a partir del libro, mientras va preparándose para lo que será el estreno de la película el año que viene. Pues ahí está el tema de esta entrada, he leído el libro, he escuchado el disco y tengo una opinión al respecto, nada especial.
Malzieu sabía lo que quería escribir. El mundo recreado en sus canciones está cerca de la fantasía, pero mucho más de ese realismo mágico del maravilloso literario iberoamericano que tantas joyas no ha dado. Efectivamente, el principio de la historia se nos marca dentro de ese cuadro fantástico-surrealista al que nos estamos acostumbrando en el cine y la literatura de los últimos años. Es esa especie de disfraz infantilizado que esconde una tragedia que se sucede en la vida de un personaje poco común. Pues ésta es la historia de Jack, el chico que tuvo que ser intervenido de urgencia al nacer y que la Doctora Madeleine rescató de la muerte con un reloj de cuco ligado al corazón, para evitar que éste se parase, con la desventaja de tener que darle cuerda cada cierto tiempo. Supongo que es lo que tiene el haber nacido el día más frío del mundo y que tu corazón se congelara. Como diría el bueno de Miguel Mihura: "Es normal, le pasa a todo el mundo".  A partir de aquí se desarrolla la trama, con desigual fortuna. El comienzo es bastante interesante. Malzieu usa unas imágenes muy ricas y sobre todo, que sitúan muy bien la acción. No podemos evitar pensar en Malzieu imaginándose así mismo preparando la película. No nos sorprende a los conocedores de su carrera musical, sus discos están llenos de reflexiones de lo más dispar, que buscan el sorprender y el provocar emociones de un modo poco tradicional. Pues bien, ese onírico pero a veces demasiado pretencioso, cuando no simplemente tonto mundo de Dionysos tiene su vertiente impresa en este libro. La historia empieza bien, como ya he dicho, pero no baja el ritmo con la continuación, no tan esperada como uno cabría pensar. El encuentro con Miss Acacia, una joven andaluza de Granada (toma exotismo al canto) cambia la vida de Jack, su corazón se dispara, él piensa que va a estallar y la doctora Madeleine, su protectora y madre en funciones, aparte de salvadora ocasional, le advierte de los peligros del amor. Una historia que se irá intrincando conforme el pequeño Jack se convierte en Giant Jack y con su desafortunado incidente con el matón local, que le obligará a emprender un viaje de esos que se llaman iniciáticos desde Edimburgo hasta Granada, pasando por París. Por el camino irá encontrando algún personajillo de la época tipo Jack el Destripador o Georges Meliès, el cual se convertirá en su compañero de viaje. Esto de convertir en personajes de ficción a personajes históricos o pseudo tiene su interés, aunque en su mayor parte, estos intentos  suelen quedarse en experimentos fallidos, apenas anecdóticos que resultan simpáticos en un primer momento, pero faltos de profundidad posteriormente (léase Forrest Gump, que abusó y marcó una época). No creo que merezca todo el éxito que ha conseguido, sinceramente. Es una lectura muy superficial en muchas partes, que sinceramente llega a aburrir en apenas 170 páginas, lo cual resulta cuanto menos mala señal, pero que tiene pasajes muy destacables, ciertos enfrentamientos dialécticos y alguna broma que otra que tiene su gracia. Lo que sí me enfada es lo rápido que pasan los acontecimientos, los saltos argumentales que dan y que no resuelve  de manera adecuada, de nuevo haciéndome pensar en una mejor resolución del problema gracias a la película, que podrá darnos imágenes lo que las palabras dejan en el aire.

Pero Malzieu ha barrido en las listas con esta obra. Y el siguiente paso pareció lógico en el contexto del grupo, una banda sonora de acuerdo con el estilo del libro. El disco firmado por la banda nos cuenta la histora del libro añadiendo además diferentes personajes para realzar el color de la trama. Algunos son cantantes muy afines al grupo, como Olivia Ruiz, cantautora de origen español y pareja sentimental de Malzieu, la cual interpretaría a la propia Miss Acacia, pero luego tenemos a Arthur H., el actor Jean Rochefort, Alain Bashung, Eric Cantona (!) e incluso Rossy de Palma (!!), los cuáles a su vez participarán en el proyecto cinematográfico derivado. Mi favorito es el slammeur de la "banlieu" parisina, Grand Corps Malade, un tipo con una poderosa voz que recita de manera ejemplar su poesía urbana y que se aplica como buen alumno a las directrices de Malzieu, haciendo el personaje del tullido enemigo de Giant Jack, Joe. El álbum no desentona para nada con los anteriores de la banda. Musicalmente muy variado, refleja perfectamente el mundo romántico fantástico de la novela, añadiendo ese toque irónico que tantas veces hemos oido antes, como en "Monster in love" o "Western sous la neige". La verdad es que la entrada es contundente, y se sigue escuchando con bastante interés el resto de canciones, el hecho de contar con esas colaboraciones tan destacadas (sobre todo si eres un francófilo como yo) contribuye al éxito del disco. Ojo, no es una colección de temas facilona, el pop rock de Dionysos es de todo menos ligero. Necesita varias escuchas, pero estamos delante de un disco conceptual, con entidad propia, más que de una banda sonora al uso. Bueno, no esperaba menos de Malzieu. Debo reconocer que me ha gustado, sin ser algo especialmente sugerente, y que sigo pensando que hay que tener lo que hay que tener para intentar algo así, y que encima te salga bien. 




DIONYSOS "L"HOMME SANS TRUCAGE"

4 comentarios:

Carmen dijo...

Totalmente de acuerdo. Los hay con suerte!! Envidia de la perniciosa... jaja
Un beso,

Ana dijo...

Que dé gracias a su editor que escogió una portada estupendérrima y un resumen trasero que (por lo visto) promete más de lo que hay.
Lo digo porque yo fui una de esas que compró el libro para regalar, sin tener ni idea de él, pero parecía súper atractivo.
Alguna vez he escuchado una canción suya, de hecho creo que fue porque tú hiciste otro post sobre él, pero no tengo más datos.
Ya ves, es un nuevo humanista, consigue darle a todos los palos artísticos... no te quejes Antuán, que tú lees, oyes, actúas, enseñas... sólo te falta pintar y cantar. Yo creo que lo tienes hecho.
Por cierto, el tan prometido libro lo tengo ya en Madrid, así que en una de tus venidas actorales me pegas un toque y "desayunamos".
Un beso!

Antò dijo...

Pues sí, Carmen, mi envidia no es secreta. Más que nada porque uno que se pone a hacer cosas todas le salen fatal, y vienen otros y ahí están, en la cima del éxito a pesar de cara de rancio y pésimo peinado. C'est la vie!
Yo, Ana, soy como los patos hago de todo, pero lo hago mal. En dos fines bajo a Mandril, allí te veré de forma inexcusable.

Besicos!

Ana dijo...

La modestia no es lo mismo que la infravaloración...
Dos fines de semana dices? carnaval? pues espero que te den fiesta el lunes y te quedes un día más, porque justo subo yo para la comarca...