Miopes

Miopes

martes, 22 de febrero de 2011

Aquellos pequeños clásicos: Los mejores Drivin' n' Cryin' en Fly me courageous

7,5/10
Hace veinte años que esta banda formada a finales de los 80 en Atlanta publicó su mejor, y también más exitoso, disco hasta la fecha. Los Drivin' N' Cryin' publicaron "Fly me courageous" en enero del 91, una época de las llamadas de transición. Por un lado estaban las bandas supervivientes de los 80, que intentaban mantenerse a flote a sabiendas que los gustos musicales en cuanto al rock estaban yendo a la patria chica de Starbuck's, o sea, Seattle. Y luego estaban los imitadores de los Nirvana, Pearl Jam, AIC etcétera que empezarían a proliferar en breve. Los Drivin' N' Cryin' no imitaban a ninguno de estos modelos. Su estilo era más cercano a un rock sureño pero actualizado a los tiempos que llegaban y sin olvidar sus influencias locales por parte grupos como: Lords of the the New Church, The Replacements o Hüsker Dü.
Cuando oí hablar de los DnC yo leía con mucha asiduidad la revista Metal Hammer, apareció allí en una de esas críticas. No era un disco especialmente destacado. La portada no es que me atrajera demasiado y el nombre del grupo aún menos. Yo pensaba entonces que serían uno más de los grupos Hard A.O.R. tipo Danger Danger, Dangerous Toys, Firehouse o los Harem Scarem, que era lo que me tiraba por aquella época. Los DnC estaban formados en la época del Fly me courageous  por Tim Nielsen al bajo, Buren Fowler a la guitarra, Jeff Sullivan a la batería y Kevin Kinney a la guitarra y voz. Una voz muy particular, bastante alejada de los standards sureños y que sin embargo funcionaba perfectamente tanto en los medios tiempos como encima de los riffs más bluesy. Quizás sea la voz y los riffs pesados una de las características más típicas de esta desconocida banda.
El disco está compuesto de 11 temas que van del sureño más clásico como "Chain reaction" hasta otros que podían haber sido grabados para un disco de los R.E.M. otra de sus grandes influencias. Desde luego, los chicos se movían entre muchas aguas. El mismo Kinney decía que no debía haber muchas más bandas que hubieran girado con Lynyrd Skynyrd, Sonic Youth y Neil Young. De todo el álbum, mi favorita, como la de la mayoría de los seguidores de la banda, es "Fly me courageous", la que da título al disco. Es un temazo indiscutible. Una canción con tintes políticos con una letra que dice algo así:
"Mother America is brandishing her weapons
She keeps me safe and warm by threats and misconceptions
So if you break my heart you'll have to take me"

Tiene un riff potentísimo mientras suena la vibrante voz de Kinney de forma muy enérgica. Es el tercer tema del disco, y junto con "Around the block again" y "Chain reaction" crean un perfecto inicio. Del resto de temas me gustan especialmente "For you", un tema muy fok y melódico, y la pegadiza "Let's go dancing". Fantástico medio tiempo que me recuerda a la banda sonora de alguna serie noventera tipo Dawson's creek (lo he dicho como elogio, que la serie tenía de lo mejorcito de la época, aunque era posterior). En general todo el disco resulta muy completo. No hay canciones que estén demás y te deja con ganas de conocer más de estos chicos de Atlanta. Aunque (ya ahorro yo el viaje) lamentablemente, su momento más álgido es sin duda este disco que queda como uno de esos clásicos desconocidos para desgracia de sus creadores. 
Mirad esta curiosa actuación en el programa de Letterman (con 20 años menos)
 

2 comentarios:

Ana dijo...

Del grupo nada que comentar excepto mi desconocimiento total, pero del continente te diré que cada vez te pones más negro oscuro y da un poco de yuyu...

Antò dijo...

Vaya, yo que pensaba que había quedado más estilizado...pero te haré caso, e intentaré clarear un poco el blog. Besicos