Miopes

Miopes

domingo, 12 de diciembre de 2010

Voy a hablar de los quemical románs esos (1)






Long ago, just like the hearse you die to get in again, we are so far from you



Resulta que un día me pongo a tararear una canción de estos chicos de New Jersey (por cierto es el tercer grupo de New Jersey del que hablo, después de Bon Jovi y The Gaslight Anthem, sin contar mi admiración por el gran Bruce...con lo mal que lo pintan en How I meet your mother. Será que lo único que puedes hacer allí es tocar en una banda)...¿por dónde iba? de acuerdo, estaba tarareando una canción de My chemical Romance (MCR a partir de ahora) y una alumna de 13 años me espeta: "profe, estás cantando mai quemical románs!", un poco aturdido por el impacto emocional de saber que te gusta un grupo para teenagers yo le digo algo así como "me gustan mucho los quemical románs, son muy guays" ...son muy guays dije....podría haber dicho que su eclecticismo me entusiasma, o que considero que son lo que Lord Byron hubiese deseado llegar a ser de nacer hoy en día, pero en lugar de eso dije...que son guays. Afortunadamente la palabra guay se sigue usando con cierta costumbre entre la muchachada española. Menos mal. No quería volver a repetir la vergüenza de decir B.U.P. a unos chicos de la ESO y que me vieran como un dinosaurio a punto de extinguirse....¡maldita sea no hace tanto de eso y en Murcia lo quitaron después!!!!

Los MCR me gustan, sí. Me importa más bien poco que la gente pueda calificar al grupo de "emo" o cualquier otra etiqueta, MCR es una banda de rock con influencias de todo tipo y una clara propensión al espectáculo....pero bueno, ¿ésa no había sido siempre la idea de hacer una de  banda de rock and roll???  
   Según pone en sus diferentes biografías, la banda se formó a principios de este siglo (creo que es la primera vez que digo algo así, señores del futuro, cuando estudien en sus universidades mi blog, quiero dejar claro que "este siglo" es el XXI, y si no saben números romanos el 21), en New Jersey, queriendo convertirse en una banda de rock de esas modernetas con toques punk, un poco gótica, un poco aquí te pillo aquí te mato, y un mucho de depresión. De hecho, Gerard Way (el cantante) decidió formar la banda tras el atentado contra las Torres Gemelas, allá por el 2001. Letras muy intimistas, muy personales con un toque trágico, trágico al más puro estilo de los dramas sakespearianos. Aquí puedo o puede morir o parece que podría morir, o debería morir...hasta el apuntador. Nuestro amor es imposible y eso es lo que lo hace tan hermoso. Además te lo voy a cantar con la voz tan desgarrada como pueda, que para eso somos los MCR.  Influencias, puff...de todo un poco. Yo veo a The Misfits, veo a Nirvana, veo Queenrÿhe, veo a Nick Cave,  veo a Tori Amos, veo a Tears for Fears, veo a Queen y a My Bloody Valentine. Veo a Chet Baker y a Nick Drake, sin olvidar al bueno de Jeff Buckley, veo a mucha gente, pero sobre tod veo  rock and roll para estos tiempos convulsos. Su primer EP se llamó Thank you for the venom (2002), que a mi personalmente me recuerda a aquel "dame veneno que quiero morir"...de Los Chunguitos (¿quién iba a pensar que Los Chunguitos y MCR iban a estar conectados, eh?), pero su primer disco llegaría unos meses más tarde con el perturbador título de I brought you my bullets you brought me your love (2002). Este disco lo he escuchado bastante después y la verdad es que nunca me ha entrado mucho, siempre me ha parecido
5/10
que tenía un sonido horrible, que los instrumentos suenan sucios y no
a propósito, que la voz de Gerard Way suena peor que nunca y que las canciones están hechas un poco porque sí. Es decir, que se hizo con toda la rabia de una banda recién formada, pero la inexperiencia y la no concrección de lo que querían hacer les hizo hacer un popurrí que ni fú ni fá. Ahora, sus intenciones están más que claras, sólo hay que escuchar algunas de las deprimentes letras. Por ejemplo, el inicio de una de las mejores del disco "Headfirst for Halos" :
Well let's go back to the middle of the day that starts it all
I can't begin to let you know just what I'm feelin'.
And now the red ones make me fly,
And the blue ones help me fall,
And I think I'll blow my brains against the ceiling.
And as the fragments of my skull begin to fall,
Fall on your tongue like pixie dust just think happy thoughts,


  En general, este disco debut no me entusiasma. Pero bueno, le dio una reputación (emo) lo suficientemente fuerte como para conseguir grabar otro álbum, lo que no es fácil para nada. Sobre todo cuando lo que estás vendiendo es tristeza a cubos y encima envuelto en un agresivo paquete de guitarras asesinas. Lo tenían difícil, porque ni los metaleros los aceptaban, ni los poppies los recibían con madalenas recién hechas. Pobrecicos, madre mía. ¡Pero esa fue su salvación! Porque sacaron un segundo álbum donde si dieron con la tecla. Ese disco se llamó Three cheers for sweet revenge  (2004)   y aquí sí que tenemos la esencia pura de los MCR. 
8/10
Aquí las buenas canciones abundan. Mantiene la línea del disco anterior con letras introspectivas, deprimentes, llenas de sangre y de destinos trágicos. Pero una mejor producción hace milagros, y nunca habían sonado tan contundentes y con tanto estilo. La teatralidad de la banda sale ahora a escena con más fuerza que nunca. Su estilo cinematográfico sin olvidar el cómic se impone, y hacen que la experiencia de la escucha valga la pena. Canciones como "The ghost of you", "I'm not ok (I promise)" o "You know what they do to guys like us in prison" son de los mejores ejemplos de esa cinematografía, con letras muy explícitas: 
Well if you wanted honesty, that's all you had to say.
I never want to let you down or have you go, it's better off this way. For all the dirty looks, the photographs your boyfriend took, Remember when you broke your foot from jumping out the second floor?



La primera canción que escuché de los MCR fue el primer título de este disco: "Helena". Me encandiló. Es un temazo en toda regla. Mi única pega es que estoy seguro que no se puede conseguir esa calidad vocal en directo, porque la intensidad sí creo que sea posible. Aún así, sigue siendo de mis favoritos.






Más quemical roumans en la próxima entrada...




2 comentarios:

marguis dijo...

Curiosamente Helena tambien fue la primera cancion que escuche de MCR, y tambien me entusiasmo sobremanera... desde entonces admite que le he robado los discos a mi hermana pequeña (nos llevamos 15 años), mas de dos veces... mi favorita personal "The ghost of you"

Antò dijo...

Encima los MCR van uniendo generaciones, eso sí que tiene mérito. Como veo que soy tu quinta, te diré que te entiendo perfectamente. "The ghost of you" es una gran canción. Un saludo y gracias por pasarte por aquí!