Miopes

Miopes

viernes, 3 de diciembre de 2010

Música depresiva para inviernos en ciernes

Ya se sabe que cuando llega el invierno, las depresiones aparecen por doquier. Es un tópico enorme, cliché como pocos y un terreno muy manido, pero es que el invierno es deprimente. Estás encerrado, no ves la luz del sol, te resbalas por la acera gracias a la nieve y luego más tarde a ese asco de nieve y sal y arena que te queda. Un desastre. El invierno, que llegará en unos días, tiene mala prensa, aunque también tiene su parte romántica (en el sentido literario de la palabra que tampoco es mucho mejor,  háblale tú a un encofrador del romanticismo de Lord Byron cuando está a -5ºC allí en el tajo, verás) y desde luego puede ser bastante inspirador. En general a mi me gusta, aunque soy más de épocas más cálidas, para qué nos vamos a engañar. Ya este verano hice una entrada sobre las canciones que me sabían a verano. Bien, pues esta vez quiero comentar alguna canción que me lleva a pensar a los días de invierno más cerrados y oscuros. Aquellos en los que me rebozo de sentimentalismo, nostalgia o simplemente tontería. Intentaré que no sean las clásicas y babosas canciones de amor, aunque bueno, si tenemos en cuenta que de ese tema trata el 90% (y me parece poco) de las canciones de la cultura popular, pues es casi inevitable.


Una de las canciones que más me deprime, pero que al mismo tiempo más me emociona es un viejo tema del genial cantautor francés Léo Ferré, la muy conocida e interpretada, pero pocas veces imitada "Avec le temps" . Ferré nació en Mónaco en 1916 y falleció el 14 de Julio (muy curiosa fecha para un símbolo de la chanson française) de 1993, cerca de Siena, en Italia. Con una formación musical bastante poderosa, siempre se mantuvo cerca de los grandes de la escena francesa. Su perfil es el de cantautor intelectual de centro izquierda de extrema sensibilidad, que no olvidaba el humor, pero que no quería dejar de dar a sus textos ese toque elevado que hacen que su música sea atemporal. Esta canción es quizás una de sus más conocidas, a mi se me pone la piel de gallina cada vez que la escucho. La letra habla de la pérdida del amor, pero no solamente del amante, sino también del calor humano, como paso a paso vamos perdiendo nuestra preocupación, nuestro cuidado, hasta llegar a esa frase final "avec le temps...on n'aime plus". Canción de gran belleza, nada sensiblera, y muy emocionante. Para paladares finos (evitad versiones edulcoradas y llenas de rimmel y gomina que andan por ahí, elegid Léo Ferré)



El siguiente tema que puedo citar es "Holocaust", de Big Star. Curioso que un grupo creador de perfectas composiciones pop como "September gurls" con el tristemente desaparecido hace unos meses Alex Chilton, tenga en su haber esta canción tan profunda y tan difícil. Varias versiones podemos encontrar de ella, tipo la de Placebo (y a quién no ha versionado Placebo) Son Volt o This mortal Coil. Es hermosa, dura e hipnótica. Recomiendo acercarse a Big Star porque justamente son todo lo contrario de este tema: lígeros, simpáticos, veraniegos...pero sobre todo, Alex Chilton era muy bueno. " Everybody goes Leaving those Who fall behind...."
"Holocaust" Big Star

"Last kiss" me engañó y por eso quizás me deprime aún más. Este tema conocido sobre todo por la versión de Pearl Jam, es de los que dejan huella una vez se conoce. Con un ritmo pegadizo, casi pop, cuenta la pérdida de una hija en un accidente de tráfico. Una historia sencilla, matizada por la genial voz de Eddie Vedder, que la canta casi de forma pueril, lo que hace que la histora llegue con más fuerza y no caiga en sentimentalismos de tres al cuarto. Compuesta originalmente por Wayne Cochran, Pearl Jam la publicó en No boundaries, un disco en beneficio de los refugiados kosovares, en 1999.



Otra canción que siempre me deja de mal cuerpo es la archiconocida versión de "Hurt" hecha por Johnny Cash. El bueno de Cash en su última época sacó una serie de versiones, en sus buenísimos discos American recordings. Ésta versión es especialmente brillante. Asistimos a la narración de la vida del propio Cash, como bajó a los infiernos y prácticamente lo perdió todo: "and you can have it all...my empire of dirt". La versión original de Trent Reznor en sus Nine Inch Nails resulta más fría, más irreal, igualmente válida por supuesto, pero al desnudarla Johnny Cash crece muchísimo. Qué gran canción.
"Hurt" Johnny Cash

Si hay una canción deprimente por excelencia, ésta es "Gloomy Sunday", también conocida con el infame nombre de "The hungarian suicide song". Escrita originalmente por Rezső Seress, quien tras su suicidio provocó esta fama tan poco afortunada. La canción, es triste, habla de la desesperación de no poder estar con la persona amada. En un momento dado, la canción pega un giro inesperado y empiezan a estar juntos otra vez, sólo para darse cuenta que si ha sido posible es porque ha podido morir. Billie Holiday lo borda.


Una de Frank Sinatra. No es otra que "It was a very good year", incluida en ese fantástico álbum que es "In the wee small hours". Canción sobre el final de la vida, una especie de revisión de lo que ha sido el ciclo vital del narrador. Cantada con una emoción controlada, pero con unos arreglos musicales que evocan como el otoño va dejando pasar al invierno de forma inexorable. Todo el mundo debería escuchar al bueno de Frank al menos una vez al mes, mínimo.

"It was a very good year" - Frank SinatraIt was a very good year

 La buena vida es uno de los grupos más elegantes del panorama musical español. Sus melodías tienen mucho más que ver con el pop británico más tradicional al igual que con la canción francesa. Sus discos son muy originales. Y sus letras suelen ser mordaces y especialmente bellas. "Qué nos va a pasar" es una canción chico conoce chica, chico-chica se dicen adiós, pero la vida que viene después no hace más que asustarles. Los arreglos son excepcionales.



Éstas son unas pocas. Si os fijáis no he metido ninguna dentro del mundo más rockero o incluso más metal. Lo he hecho a propósito, por supuesto tengo muchas canciones de una intensidad mayor a éstas, aunque la belleza que veo en estas canciones no es fácil de conseguir. Quizás se trata simplemente de sensaciones, o de momentos. En cualquier caso, debería hacer una segunda parte con estas canciones tan impresionantes que quedan un poco al margen. Paradise lost tiene ....¿todas?. Me voy a deprimirme un poquito más.

4 comentarios:

Andrés dijo...

Pues lo que sí me dio depresión este verano, fue no poder disfrutar del solecito que tomo siempre que puedo en la terraza de mi casa por el calorazo que hacía.

Sé que el invierno trae frío, pero todo es cómo lo disfrutes y te lo tomes.

Rompo una lanza a favor de los meses fríos, por las cosas buenas que nos traen XD.

Saludos.

Antò dijo...

Debes romper lanzas! el invierno es una época grandiosa, de gran creatividad e inspiración. En el verano hay demasidas distracciones...un saludo!

Jaume Rafalés dijo...

Buena lista si señor. Solo falta al bueno de Nick Drake para una depresion navideña en condiciones.

Saludos!

Antò dijo...

¡Hola Jaume! Qué grande el apunte de Nick Drake. El Five leaves left y especialmente el Way to Blue...¡Saludos!