Miopes

Miopes

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Me gusta cuando callas porque estás como ausente...así que no me jodas la película!!!

Siguiendo con esta trilogía (bueno, lo he decidido hoy eso de la trilogía porque ni se me había pasado por la cabeza) que estoy dedicando al cine como experiencia vital, voy a hablar hoy de algo que odio odio odio por encima de todas las cosas: la gente que cree que lo que dice está por encima de la película, esa basura con patas cuya capacidad lingüística no lleva a otra conclusión excepto la de que la evolución no tiene un rumbo fijo y da bandazos. Ellos y sus opiniones sin interés. Esa versión en el mundo real del twitter pero con audio machacón. Esos tipos y tipas que no hacen otra cosa más que amargarme la existencia. Os odio a todos, you bastards!

No me malinterpretéis, no pretendo entrar en un cine y acabar con ellos, sólo quiero que se vayan fuera de ahí, no sé a un parque a comer pipas o a colgarse de un árbol. Claro, diciendo esto parezco un poco nazi y quien no me conoce puede llevarse una imagen equivocada de mi, no, soy pacífico, por eso no quiero convertirme en Hulk y mandar todos a tomar por culo, básicamente.
Esto es lo que suele pasar en una sala de cine standard en cualquier parte de este bendito país. Te dispones a ver alguno de los útlimos blockbusters, o cualquier película que te ha llamado la atención en la cartelera. "Te han hablado bien de la última del tío ése de gafas que se casó con la cantante aquella, ahora parece que se ha enamorado de una actriz o actor y hay rumores de separación, lo que ha ayudado a convertir esta película en algo especial además de crear un hito en la filmografía del director y, en general, en el cine de sentimientos y humano" o simplemente quieres ir a ver una de" hostias y pan rallado". Vas con tiempo, al centro comercial claro, ya que es el único sitio de la ciudad donde hay buenos cines, o directamente, el único sitio de la ciudad donde los hay. Además, que tu quieres ver esa peli, no quieres ver otra, coño. Haces acopio de provisiones, pero tú eres de esos respetuosos y no vas a ponerte a abrir bolsas como un loco o sí.... buscas todas las mierdas posibles porque quieres hacer el ritual completo. Al fin y al cabo, las palomitas y demás guarreridas también son parte del espectáculo.
  Has o habéis tenido suerte, hoy no hay mucha gente o la peli no es de las que más ha llamado a la gente. En la sala de al lado hay una de esas con gafas y mucha gente se ha ido para allá. Bueno, mejor. La entrada la has pedido centradita, ¿fila 7 quizás? Tú, como mandan los cánones, eres un auténtico profesional, no te van a engañar a esta altura de la película, valga el chiste malo. Hablas con tu pareja, amigo, hermano, primo, freaky que has encontrado en la puerta...hasta que llega el momento en que empiezan los anuncios, y PARA TÍ eso es el pitido de inicio.



Y cuando estás a punto de disfrutar de unos buenos trailers que te destriparán una futura película (eso es otro futuro tema a tratar), un grupo de cuatro chicuelos, parejas por ejemplo, se sientan justo detrás de ti. Ji,ji,ja,ja..etc Empiezas a oir sus comentarios, sobre la sala, el no ver nada, "uy me voy a caer", "no te preocupes guapa, que ya te cojo yo" "más quisieras, guapo" jijijaja...en algunos casos te tiran las palomitas encima, pero bueno, vamos a ponernos en el caso que no. Simplemente se sientan, quieres aislarte y no oir nada más que la peli, pero es imposible, tu pabellón auditivo está creciendo cual hongo en pie de pastor. Estás perdido. A partir de ahí, se suceden los comentarios:

  1.  Con los trailers:
  •       "joder, qué guapa esa la quiero ver yo"
  •        "vaya mierda, además vaya pinta de gilipollas que tiene el gordo ese"
  •        "Me han dicho que esa está bien" "Quién? Tu primo el freaky ese que lee??"

     2. Con la peli:
  • "Y de qué va esto? como sea de miedo te enteras"
  • "qué ha dicho, que le va a dar una caja con qué?"
  • "no me estoy enterando de na"
  • "te quedan palomitas nene"
  • "oye, no me llames al móvil que ahora estoy en el cine, sí viendo la de Toy Story esa, luego te cuento que la gente me mira mal, jajaja"
  • qué feo que está, con lo guapo que es
  • qué viejo que está, con lo joven que era
  • qué gordo que está, con lo bueno que estaba
  • ese es el que sale en Física?
  • ya verás como ahora pasa esto, esto, esto y esto....
  • joder, si parece el Bolas!
  • vaya rollo, pa eso podíamos haber ido haberla bajao de interné
  • sigo sin entender nada, quien es la tía de los pelos raros...
  • joder, si parece el Bolas! (lo dice dos veces para los que no se han percatado de que ese actor se parece a un amigo suyo llamado Bolas, el cual debe ser alguien importante del grupo al que venerar e idolatrar)
       y así hasta la saciedad...


      A veces quieres decirles que se callen, pero te miran mal, no entienden que si han venido al cine no puedan hablar. No entienden lo que es meterse en la historia, disfrutar de lo que te están ofreciendo, y creen que hacer el chiste fácil para que todo. Y el caso, es que a los niños se lo perdono, son niños y bueno, están protegidos por diversos estamentos sociales, pero a los adultos, no. He tenido muchos casos de gente mayor que no para de contarnos su vida en el cine, da igual que veas "Transformers" o que veas "La cinta blanca", no importa, su voz se mantiene toda la proyección. Hace poco, viendo Day & night  el corto previo a "Toy Story 3D", una chica espetó sin ningún tipo de complejos un "vaya puta mierda, como sea el resto de la película así me voy"...por desgracia, no cumplió su amenaza.






   Este año he ido muy poco al cine y me jode bastante porque es algo que me encanta. En Burgos los cines no son muchos y es una ciudad donde la gente le gusta especialmente hablar. Hablan en los cines, en los teatros, en los conciertos...les encanta hacerse notar y dan muy poca importancia a lo que están viendo. No es sólo Burgos, claro, se puede ver en toda España. En Francia, donde la cultura es algo importante, yo he visto acomodadores sacar gente del cine..¿cuánto tiempo hace que no véis eso aquí en España? Allí me han llamado la atención a mi por hablar!!!!! Increíble, me sentí a la vez avergonzado y alividado por ver que había gente aún con principios. Quiero al cine, a ver algo, lo que sea, pero no importa donde me siente, alguien habrá cerca que empezará a dar su opinión a los cuatro vientos sobre cualquier cosa. Todo eso por 6 euros, mínimo. Tienen razón, ellos han pagado tanto como yo, así que les tengo que dejar disfrutar a su manera. Son los mismos que cuando está Fernando Alonso corriendo no permiten que nadie diga nada porque al Lobato no se le oye, o que mandan mensajes a los programas tipo Gran Hermano o parecidos del estilo "HECHAR A x, QUE ES UN INVÉCIL, HABER SI ASÍ SE ENTERA".

Os odio, porculeros orgullosos engreídos y tocapelostas, you bastards!!!


P.D. El uso de la acritud en esta entrada, es sólo un recurso formal y estilístico para dar al conjunto una directividad y energía, que para nada muestran los auténticos sentimientos del que subscribe.



You bastards!!!




Y otro de regalito, los Gomaespuma describieron años ha mi peor pesadilla cinematográfica......

5 comentarios:

Dani dijo...

Aaaaaaaaaaaamén.

Yo cuando voy al cine me suele gustar que nadie me diga nada (a la vez, el ir solo al cine lo encuentro una experiencia incompleta: es como si tuviera la necesidad de experimentarla con alguien más), concentrado, disfrutando. Cuando gente que tengo detrás se pone a hablar muy alto o a tirar cosas me doy la vuelta con cara de mala ostia y les digo que se callen la puta boca. No lo puedo evitar. Ora bien, si es una película en la que hay muchos niños, no me quejo tanto porque es lo que hay (es culpa de sus padres, pero bueno, qué te diré a ti que eres profesor...). A mi novia le molesta que no le haga caso en el cine :P pero es que yo al cine voy a ver la película, que vale lo suyo y me gusta mucho la experiencia. Últimamente voy menos al cine de lo que me gustaría (en parte porque no tengo con quién), pero antes llegó a haber en Burgos 4 multicines, que son muchas salas, y ahora hay 2, unos buenos y otros ya viejos (que fueron los primeros multicines y en su día llamaron mucho la atención pero hoy en día, entre otras cosas, no me caben las piernas). Éstos cines "malos", cuando había tantas salas acogían ciclos y ponían pelis en v.o.s.. Ahora como hay sólo 2, pues éso na de na. Me da pena que no haya más salas de v.o. en sitios que no sean Madrid y similares porque iría.

Ok, ya me callo.

Un abrazo.

P.D.: yo en el cine, como no me gustan las palomitas (sí, vale, abucheadme), soy de lacasitos :P

Ana dijo...

Jajaja.
Esta vez lo has bordado.
Pero claro, he de reconocer que como soy de Burgos y los de Burgos hablamos hasta en los entierros, yo en el cine hablo de vez en cuando. Hago chistes fáciles (en bajito) al de mi lado, que muchas veces tienen más gracia que la peli en sí. Pero lo intento hacer bajito.
Y me río a destiempo, mea culpa, creo que mi sentido del humor está trastocado...
Y como chasquis, que hacen más ruido que nada, sobre todo al abrir la bolsa!!!
Esta declaración significa que nunca en la vida vendréis conmigo al cine no? :P

Dani dijo...

Na, Ana, yo también como Chaskis a veces (es que me encantan), pero si hablas mucho... Una primera vez habría, más está por ver XD
Luego dirán que los de Burgos somos fríos y sosos... ¡Si hablamos con todos y en cualquier momento y lugar (y de lo que sea)! :P

Antonio Aráez dijo...

Gracias chicos por vuestros comentarios, sois la sal, que digo la sal, el ¡litio! de este humilde bloggero. Todo lo que digo en la entrada es cierto, me molesta y mucho. Pero una cosa es un cuchicheo y otra muy distinta es hablar como si estuvieras en la verbena de tu pueblo. Me jode porque hay películas en las que te gustaría dejarte llevar y viene alguno y te toca los.. Recuerdo un par de niñatas que estaban sentadas a mi lado viendo Benjamin Button...las mataba, las mataba. Pero no sólo ellas, hace unos años tuve una muy desagradable experiencia viendo Moulin Rouge. Me tuve que cambiar de sitio, y detrás no eran precisamente jóvenes lo que tenía. A todos esos les deseo lo mismo multiplicado por mil, maldición gitana.

P.D. Dani, lo de las salas en VOS (yo tengo la teoría que la gente habla menos en una sala de VOS)es algo que no lo tenemos en la cabeza. En Francia había una sala de VOS hasta en los pueblos más pequeños, y allí doblan las películas. Además, se disfruta más. Pero es otro tema.

P.D. Ana, contigo, a donde quieras, hablando y todo. Y chicos, la gente de Burgos vale su peso en oro (pero en el cine no!)

Ana dijo...

Venga, pos un día vamos al cine a una peli muy friki y vos que elijáis vosotros... y vamos pertrechados de ensaladilla rusa, a lo murciano y chasquis, a lo burgalés.
Eso si podemos quedar, cuando el Antonio decida contestar alguna vez a los sms que le envío... :P