Miopes

Miopes

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Me gusta cuando callas porque estás como ausente...así que no me jodas la película!!!

Siguiendo con esta trilogía (bueno, lo he decidido hoy eso de la trilogía porque ni se me había pasado por la cabeza) que estoy dedicando al cine como experiencia vital, voy a hablar hoy de algo que odio odio odio por encima de todas las cosas: la gente que cree que lo que dice está por encima de la película, esa basura con patas cuya capacidad lingüística no lleva a otra conclusión excepto la de que la evolución no tiene un rumbo fijo y da bandazos. Ellos y sus opiniones sin interés. Esa versión en el mundo real del twitter pero con audio machacón. Esos tipos y tipas que no hacen otra cosa más que amargarme la existencia. Os odio a todos, you bastards!

No me malinterpretéis, no pretendo entrar en un cine y acabar con ellos, sólo quiero que se vayan fuera de ahí, no sé a un parque a comer pipas o a colgarse de un árbol. Claro, diciendo esto parezco un poco nazi y quien no me conoce puede llevarse una imagen equivocada de mi, no, soy pacífico, por eso no quiero convertirme en Hulk y mandar todos a tomar por culo, básicamente.
Esto es lo que suele pasar en una sala de cine standard en cualquier parte de este bendito país. Te dispones a ver alguno de los útlimos blockbusters, o cualquier película que te ha llamado la atención en la cartelera. "Te han hablado bien de la última del tío ése de gafas que se casó con la cantante aquella, ahora parece que se ha enamorado de una actriz o actor y hay rumores de separación, lo que ha ayudado a convertir esta película en algo especial además de crear un hito en la filmografía del director y, en general, en el cine de sentimientos y humano" o simplemente quieres ir a ver una de" hostias y pan rallado". Vas con tiempo, al centro comercial claro, ya que es el único sitio de la ciudad donde hay buenos cines, o directamente, el único sitio de la ciudad donde los hay. Además, que tu quieres ver esa peli, no quieres ver otra, coño. Haces acopio de provisiones, pero tú eres de esos respetuosos y no vas a ponerte a abrir bolsas como un loco o sí.... buscas todas las mierdas posibles porque quieres hacer el ritual completo. Al fin y al cabo, las palomitas y demás guarreridas también son parte del espectáculo.
  Has o habéis tenido suerte, hoy no hay mucha gente o la peli no es de las que más ha llamado a la gente. En la sala de al lado hay una de esas con gafas y mucha gente se ha ido para allá. Bueno, mejor. La entrada la has pedido centradita, ¿fila 7 quizás? Tú, como mandan los cánones, eres un auténtico profesional, no te van a engañar a esta altura de la película, valga el chiste malo. Hablas con tu pareja, amigo, hermano, primo, freaky que has encontrado en la puerta...hasta que llega el momento en que empiezan los anuncios, y PARA TÍ eso es el pitido de inicio.



Y cuando estás a punto de disfrutar de unos buenos trailers que te destriparán una futura película (eso es otro futuro tema a tratar), un grupo de cuatro chicuelos, parejas por ejemplo, se sientan justo detrás de ti. Ji,ji,ja,ja..etc Empiezas a oir sus comentarios, sobre la sala, el no ver nada, "uy me voy a caer", "no te preocupes guapa, que ya te cojo yo" "más quisieras, guapo" jijijaja...en algunos casos te tiran las palomitas encima, pero bueno, vamos a ponernos en el caso que no. Simplemente se sientan, quieres aislarte y no oir nada más que la peli, pero es imposible, tu pabellón auditivo está creciendo cual hongo en pie de pastor. Estás perdido. A partir de ahí, se suceden los comentarios:

  1.  Con los trailers:
  •       "joder, qué guapa esa la quiero ver yo"
  •        "vaya mierda, además vaya pinta de gilipollas que tiene el gordo ese"
  •        "Me han dicho que esa está bien" "Quién? Tu primo el freaky ese que lee??"

     2. Con la peli:
  • "Y de qué va esto? como sea de miedo te enteras"
  • "qué ha dicho, que le va a dar una caja con qué?"
  • "no me estoy enterando de na"
  • "te quedan palomitas nene"
  • "oye, no me llames al móvil que ahora estoy en el cine, sí viendo la de Toy Story esa, luego te cuento que la gente me mira mal, jajaja"
  • qué feo que está, con lo guapo que es
  • qué viejo que está, con lo joven que era
  • qué gordo que está, con lo bueno que estaba
  • ese es el que sale en Física?
  • ya verás como ahora pasa esto, esto, esto y esto....
  • joder, si parece el Bolas!
  • vaya rollo, pa eso podíamos haber ido haberla bajao de interné
  • sigo sin entender nada, quien es la tía de los pelos raros...
  • joder, si parece el Bolas! (lo dice dos veces para los que no se han percatado de que ese actor se parece a un amigo suyo llamado Bolas, el cual debe ser alguien importante del grupo al que venerar e idolatrar)
       y así hasta la saciedad...


      A veces quieres decirles que se callen, pero te miran mal, no entienden que si han venido al cine no puedan hablar. No entienden lo que es meterse en la historia, disfrutar de lo que te están ofreciendo, y creen que hacer el chiste fácil para que todo. Y el caso, es que a los niños se lo perdono, son niños y bueno, están protegidos por diversos estamentos sociales, pero a los adultos, no. He tenido muchos casos de gente mayor que no para de contarnos su vida en el cine, da igual que veas "Transformers" o que veas "La cinta blanca", no importa, su voz se mantiene toda la proyección. Hace poco, viendo Day & night  el corto previo a "Toy Story 3D", una chica espetó sin ningún tipo de complejos un "vaya puta mierda, como sea el resto de la película así me voy"...por desgracia, no cumplió su amenaza.






   Este año he ido muy poco al cine y me jode bastante porque es algo que me encanta. En Burgos los cines no son muchos y es una ciudad donde la gente le gusta especialmente hablar. Hablan en los cines, en los teatros, en los conciertos...les encanta hacerse notar y dan muy poca importancia a lo que están viendo. No es sólo Burgos, claro, se puede ver en toda España. En Francia, donde la cultura es algo importante, yo he visto acomodadores sacar gente del cine..¿cuánto tiempo hace que no véis eso aquí en España? Allí me han llamado la atención a mi por hablar!!!!! Increíble, me sentí a la vez avergonzado y alividado por ver que había gente aún con principios. Quiero al cine, a ver algo, lo que sea, pero no importa donde me siente, alguien habrá cerca que empezará a dar su opinión a los cuatro vientos sobre cualquier cosa. Todo eso por 6 euros, mínimo. Tienen razón, ellos han pagado tanto como yo, así que les tengo que dejar disfrutar a su manera. Son los mismos que cuando está Fernando Alonso corriendo no permiten que nadie diga nada porque al Lobato no se le oye, o que mandan mensajes a los programas tipo Gran Hermano o parecidos del estilo "HECHAR A x, QUE ES UN INVÉCIL, HABER SI ASÍ SE ENTERA".

Os odio, porculeros orgullosos engreídos y tocapelostas, you bastards!!!


P.D. El uso de la acritud en esta entrada, es sólo un recurso formal y estilístico para dar al conjunto una directividad y energía, que para nada muestran los auténticos sentimientos del que subscribe.



You bastards!!!




Y otro de regalito, los Gomaespuma describieron años ha mi peor pesadilla cinematográfica......

lunes, 20 de septiembre de 2010

Foreign accents (I): 666.667 Club de Noir Désir

Hiroshima Nagasaki
Nagasaki Hiroshima
arigato Vanunu
ko n nichiwa Mossadegh
arigato Mordechai
ko n nichiwa Mohammad
Hiroshima Nagasaki

Hiroshima Nagasaki
ko n nichiwa arigato
Nagasaki Hiroshima
Nagasaki Hiroshima
arigato Vanunu
ko n nichiwa Mordechai
ko n nichiwa Mohammad
Hiroshima Nagasaki
ko n nichiwa arigato

Ésta es la letra de la canción "Foreign accents" incluida en el disco "Cuckooland" del grandísimo Robert Wyatt. Es un galimatías sin sentido, creado como juego más que otra cosa pero que resulta especialmente atractivo al oido y que va perfectamente bien al disco. He tomado esta canción como nombre para esta nueva sección de mi humildísimo blog. Aquí voy a comentar mis discos favoritos en lengua no inglesa (ni española), casi como los óscars, vaya. Me he dado cuenta que la mayoría de los discos que escucho están en inglés. Normal, el idioma del rock. Pero también tengo mi rinconcito para otros idiomas, grupos o cantantes que pueden ser conocidos o no fuera de sus países, pero que nos dejan una música sin fronteras. Olé. Podía haber elegido otro título, tipo "Speak English or die" de los entrañables S.O.D., pero casi mejor me dejo llevar por el bueno de Mr. Wyatt.



   Pues el primer disco que voy a comentar es 666.667 Club de los franceses Noir Désir, publicado en el año 1996 y que supuso su penúltimo disco hasta la fecha. Todo el álbum es bueno, muy bueno. De hecho, este 666.667 Club lo incluyo directamente en mi lista de discos favoritos, así a secas. Los Noirdez han sido considerados en muchas ocasiones como el mejor grupo francés de todos los tiempos. Exagerado, como todo ese tipo de afirmaciones, pero tenían algo que les hacían muy especiales. A mí me los presentaron allá por el 2000 como el grupo favorito de Iggy Pop, lo cual ya me llamó la atención. ¿Y cómo no? 
   Originalmente el grupo se creó en Burdeos allá por 1982, aunque la primera formación seria y dispuesta a triunfar sería la de 1985:







  • Betrand Cantat: voz
  • Frederic Vidalenc: bajo
  • Serge Teyssot-Gay: guitarra
  • Denis Barthe: batería

    Esta formación duraría justamente hasta el 666.667 Club, después Frederic sería sustituido por Jean-Paul Roy. Noir Désir eran un referente por unas letras política y socialmente comprometidas y por una música contundente que en directo les hacía aún más grandes. El disco anterior, "Tostaky" les había supuesto incluso un reconocimiento internacional más que merecido. Era un disco brillante, aunque no de fácil acceso, sus melodías nada superficiales junto con unas letras bastante enrevesadas a ratos y verdaderamente explícitas en otros, no les hacía dirigirse a un público claro. 

     Cuando conocí a este grupo, coincidiendo con mi primera estancia en Francia, me hice con sus discos rápidamente. "Tostaky" me impresionó, pero "666.667 Club" me atrapó. Con una cuidada estética, fotos de lo más dispar en el interior y apenas una de la banda, todos juntos sin personalizar en nadie, como queriendo incluir a todos sin excluir a ninguno. 


      El disco abría con una instrumental nada conservadora. Sonidos histriónicos, sacados casi de la banda sonora de "Carretera perdida" del bueno de David Lynch, hipnóticos a ratos, con los alaridos tribales de Bernard Cantat. Nos presentaban un tema que al principio parece incómodo e incluso parece que se trata de un desvarío de alguna banda experimental. En cierto modo, los Noirdez siempre lo fueron. El tema es el que da título al álbum "666.667 club".
Nada más acabar comienza la intro de uno de mis temas favoritos de la banda: "Fin de siècle"
Con un riff que se te clava en la cabeza, el tema es una vuelta a la cara más punk de la banda, contundente, crítica y con la potentísima voz de Cantat casi desgarrada. 


     


"Un jour en France" es un tema más tranquilo, pero mantiene ese estilo decadente de todo el álbum. Con otro pesado riff y una percusión sin descanso, nos muestra una banda comprometida. "À ton étoile" y "Ernestine" son dos medios tiempos de gran belleza. Del primero prefiero la versión que se haría un tiempo después para su disco de remezclas, una versión llevada a cargo por Yann Tiersen y que es preciosa. Gran letra, gran voz, gran canción. Pero "Ernestine" es una canción que rompe totalmente con el disco, es como un oasis entre tanta rabia. Utilizando instrumentos alejados de su registro habitual, tiene un aire oriental que hipnotiza.


El siguiente corte es mi favorito. Apenas dos minutos de no se qué muy bien, pero es puro punk. Imposible resistirse a un tema así, empieza con una letra muy conocida y que se repite una y otra vez:
"A se changer en roi
A hurler à la lune
A traquer la fortune
Tout ça pour trainer son poids"
No es que tenga un significado muy claro, de hecho yo creo que es un desvarío musical con voz, pero de una potencia indudable. El video es de lo mejor que he visto nunca, es asombroso lo potente que puede ser algo tan simple como un gesto. Merece la pena verlo.



Tras estos maravillos cinco primeros temas, vienen algunos en inglés "Prayer for a wanker", "Lazy", "Song for JLP". Grandes temas, que no desentonan y se escuchan con gran placer, en especial las dos últimas que son fantásticas. De hecho, "Song for JLP" es el cierre del disco, una canción que parece sacada de cualquier otro lugar, incluso de otra banda pero que en el cómputo global encaja como un guant. Dedicada Jeffrey Lee Pierce, cantante de la banda Gun Club fallecido en 1996.




Otros temas a destacar son "Les persiennes", "Septembre en attendant", "À la longue" y por supuesto un temazo como es "L'homme pressé". Guitarra increscendo en un tema crítico con la sociedad consumista de finales de los 90, vamos la misma que ahora. Cantada en primera persona, habla sobre un hombre todopoderoso dentro de la sociedad que proporciona todo cuanto sus hambrientos ciudadanos necesitan. Jamás pensarías que el francés podía sonar tan duro, esas "R" "roulants" en ciertas palabras parecen más escupidas que cantadas. Grandísima canción. A disfrutar de esa intro inicial y dejarse llevar por los desvaríos de los "bordelais". Imágenes ridículas, a ratos, desconcertantes siempre:


Noir Désir - L'Homme Presse
Cargado por Noirdesir-officiel. - Ver más clips de música, videos en HD!


NOIR DÉSIR "666.667 CLUB" (1996)


666.667 Club (3:41)
Fin de siècle (5:34)
Un jour en France (3:13)
À ton étoile (4:27)
Ernestine (4:42)
Comme elle vient (2:25)
Prayer for a Wanker (3:09)
Les Persiennes (4:09)
L'Homme pressé (3:46)
Lazy (5:34)
À la longue (4:27)
Septembre en attendant (3:01)
Song for JLP (2:21)

domingo, 12 de septiembre de 2010

¡Qué grande es el cine (de pueblo)!



Tengo la impresión de que el cine (el edificio, vamos), es una especie en extinción. Esto parece más bien una obviedad y creo que , unos más y otros menos, todo el mundo está al tanto y sabe que eso va a pasar. ¿Qué quedará? Hombre, si los teatros isabelinos han durado 500 años, supongo que el cine también durará algo más, pero quedarán los megacomplex en los "malls" que alegrarán la espera entre cola y cola para pagar, y alguna sala de arte y ensayo obligada por la Concejalía de cultura con una pobre emisión de títulos a los que no irá prácticamente nadie. Supongo que algunas salas de conferencias harán las veces de cine para ciertos eventos, pero poco más. De hecho, ya hay capitales de provincia en España donde no hay cines. En Murcia, de donde vengo yo, hay bastantes cines, pero todos situados en los centros comerciales de alrededor. Dentro de la ciudad, sólo queda el majestuoso Rex, con una sala y con sempiternos rumores de demolición para hacer un Mercadona o algo parecido, y las dos salas del Centrofama, rodeadas de discotecas y en la zona de la Universidad. Estamos hablando de una ciudad de 400000 h. En Burgos queda apenas el complejo de "El Mirador" y los resistentes cines Van Golem a la orilla del Arlanzón, cada vez más vacíos. ¿Por qué la gente no va al cine? A mi me sigue pareciendo un rito mágico el meterme en una sala oscura, concentrándome sólo en la pantalla y en la historia que me van a contar, olvidándome de controlar mi estado de Facebook o de si mi granja ya tiene tablas para construir un nuevo establo. Supongo que el precio de las entradas no ayuda, pero desde luego no es la única razón.

Perooooooooooooooooo....no quiero hablar en esta entrada de la desaparición de los cines en general, concretamente de uno, ni tampoco de otro tema que me atormenta por las noches que es el que tanta gente hable tanto en un sitio como el cine, el teatro...(los dos temas se merecen largas entradas llenas de odio que algún día escribiré). No, hoy quería hablar del cine de mi pueblo. Sangonera la Verde, para más señas. Es una pedanía que pertenece a Murcia, una pedanía sin mucho color, donde la gente lo que hace sobre todo es irse a pasar el día a los parques cercanos o a Murcia capital que está bien cerca. Si quieren algo de cultura pues se van a Murcia, aunque tampoco es que se maten precisamente por ese tipo de atracciones. Y los pocos que buscan eso, bueno, pues la tecnología se ha encargado de facilitarnos las cosas. En mi pueblo había un cine, de hecho había dos, e incluso tres. El primero era una pequeña casita, cerca de la iglesia. Allí había un pequeño cine en el que se habían proyectado las mejores películas del oeste donde El Tío de la Manta (Clint Eastwood, para los no iniciados), John Wayne (pronunciado yon baine, evidentemente) y también el malo malísimo de Fu Manchú. Ese cine se abandonó en los 70, aunque el edificio estuvo hasta no hace mucho tiempo (la foto no corresponde al lugar en cuestión, por desgracia no he podido conseguir ninguna).

Más tarde se habilitó otro cine que duró buena parte de los setenta y ochenta en el centro de la Calla de la Iglesia. Y enfente, estaba el cine de verano. Un cine de verano realmente bueno, lo que pasa es que los muros no eran demasiado altos y no había problema para seguir la película desde fuera o tirar huevos a la pantalla, cosa que hacíamos con molesta regularidad. Pero el "cine de invierno" sí que estaba bien. Era un cine de verdad, como Dios manda. Con sólo una pantalla, pero bien hermosa. No tendría Dolby Surround, pero se oía que te cagas, o al menos esa es la impresión que me daba a mi. Era un cine bastante grande, no sé cuanta gente podría entrar en él, pero tenía piso superior y todo, y siempre había gente. Se parecía mucho al cine de la película "Cinema Paradiso", aunque no tenía columnas en medio que dificultaran la visión.
La entrada costaba 125 pesetas, o por lo menos esa es la última entrada que tuve. Con esa entrada tenías derecho a ver un programa doble, o sea que no estaba nada mal. Nada más entrar al cine, estaba la taquilla como siempre, y como siempre (todo buen cine de pueblo que se precie debe ser así) la taquillera era borde y sin gracia, alguien simpático y alegre no tenía cabida en ese mundo. Después pasabas a una pequeña entrada con varios carteles de películas que estaban por venir (me encantaba esa parte), luego por un pasillo accedías a la sala y a los baños o también .....al BAR!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Maldigo los cines de hoy en día que no tienen más que mierdas de chocolate, palomitas, cocacola y golosinas... en el bar te podías pedir un bocadillo de calamares con tomate y una mirinda....supera eso! Por supuesto, el bar no tenía una pinta tan fotogénica como la foto de arriba, pero aún así era entrañable.

Claro que al cine antes, se podía ir con casi cualquier cosa. Recuerdo perfectamente haber ido al cine con tortilla de patatas....¡en plato! La gente llevaba hasta bota de vino, ahí está la cosa. Mis bocadillos favoritos para ir al cine eran sin duda alguna, los de ensaladilla rusa. ¡Qué gozada! Me sabían a gloria. También me gustaban los de atún con tomate y los de calamares con tomate, pero hubo un día que tuve una desafortunada asociación de ideas entre lo que veía en la pantalla y mi bocadillo (creo que fue la cuarta parte de Psicosis) y desde entonces opté por mi ensaladilla rusa con pimientos, que no parecía salir del cuello de nadie. Me encantaba ir al cine por las meriendas, y por toda la magia que se desprendía de la película. Lo curioso es que sobre todo recuerdo las más malas, o al menos las que más me impresionaron, que fueron las de terror y las de ciencia ficción. Yo tenía unos 10 años así que, en teoría, no debía ver todas esas películas, pero digamos que en los pueblos se hacía la vista gorda a esas cosas. Mientras no vomitaras en la sala, todo estaba bien.


Def-Con 4, o cualquier otra película apocalíptica estaba entre mis favoritas. Luego he visto que las críticas la ponen a parir, no sé quizás si la volviera a ver no pensaría lo mismo, pero en aquel tiempo me dejó tocado. Recuerdo ir todo excitado a ver cualquier peli que tocara el tema de la ciencia ficción , había tantas y tan buenas. En aquellos tiempos creo que no tenía el gusto cinematográfico demasiado desarrollado y creo que me gustaban todas. Con tal de que hubiera un poco de imaginación y me lo pasara bien, me daban igual
medios técnicos, que actores, que nacionalidad...cine en esencia. ¿Quién de mi edad no alucinó en su momento con Exploreradores? Hoy en día, al volver a ver la ficha no me ha extrañado que me gustara tanto. Dirigida por el grandísimo Joe Dante y con River Phoenix y Ethan Hawke. Peliculón. Pero luego había otras que me dejaron huella como por ejemplo ¡"Starfighter: la aventura comienza"!. Buenísima, creo que también fui al cine a ver Tron, El retorno del Jedi incluso repusieron "El imperio contraataca", pero a mi la que me gustaba era Starfighter. Es una idiotez, pero te hacía soñar con que algún día te pasara a ti lo que le había pasado al protagonista y un ejército extraterrestre te fichara para luchar contra los malos...Tampoco la he

vuelto a ver, supongo que no habrá pasado la prueba del tiempo, pero tengo un recuerdo fabuloso de aquella Starfighter. Supongo que pronto se hará un remake o algo por el estilo. Pero hay muchas otras que me fascinaron en su momento, la lista pienso que es compartida por muchos que vivieron esa época: "Legend", "La historia interminable", "Cuenta conmigo", "Cortocircuito",  y luego estaban las de kárate que de esas vimos todas las posibles. Siempre había alguna que ver en el cine de mi pueblo, y aunque la mayoría eran infumables nos lo pasábamos bien. Por supuesto no me atrevía a verlas todas. Las de terror me daban pánico, y hacía un esfuerzo si veía que la cosa no era muy fuerte. Aún así vi algunas pero otras me daban auténtico pavor. Las de Viernes 13 y Pesadilla en Elm Street decidí apartarlas a un lado por mi propio bien. Recuerdo cuando mis amigos y mis primos casi me convencen a ir a ver Demons. Yo no había visto ni trailer ni nada pero sólo el cartel ya me horrorizaba



Y de hecho, pasó el tiempo y la finalmente....y la verdad es que es bastante desagradable. ¿Cómo pudieron verla mis primos con 12 años? Para mi que me mintieron....Grandes momentos pasé en ese cine, sí señor:








No sé cuando lo cerraron, creo que fue a finales de los ochenta. Creo que el Batman de Tim Burton es de 1989, y ésta es la primera película que fui a ver a los "lujosos" cines Floridablanca en Murcia. Así que supongo que el cine de mi pueblo ya no existía. Estuvo cerrado mucho tiempo, a cal y canto, con la última proyección que hizo (que fue alguna de terror pero ahora no me acuerdo). Una vez tuve la oportunidad de entrar antes de que tiraran el edificio. La sala estaba hecha un desastre, tenían las sillas tiradas unas encima de otras. La pantalla rajada. Quedaban todavía carteles de viejas (y malas) películas apilados por ahí...Después lo tiraron y construyeron un bloque de edificios y esa cutrísima pero entrañable puerta de madera azul ya no se iba abrir nunca más. Una lástima, aunque sólo lo pude apreciar mucho tiempo después.

Hace poco tiempo estuve en un pueblecito de la Bretaña francesa. Tendría unos cinco mil habitantes, tres mil menos que el mío, Sin embargo contaba con un cine de cuatro salas. Con bar, por cierto. Hemos perdido muchas cosas en este país. Una de ellas es el aprecio por el arte, aquí nunca se ha respetado mucho la música, ni el cine... es una lástima, porque los sustitutos a estas actividades dejan mucho que desear. En fin, creo que me han dado ganas de ir al cine. Así que esta noche, iremos a ver algo que para eso es domingo...lástima que no me pueda llevar mi bocadillo de ensaladilla rusa.


martes, 7 de septiembre de 2010

Demasiado broccoli para la super bowl

Todo el mundo sabe que durante la Superbowl se suelen presentar algunos de los mejores spots publicitarios de la temporada en Estados Unidos, además de tener lugar un miniconcierto de alguno de los artistas más importantes del momento. Televisivamente hablando, es una de las cimas del año. El caso es que uno de los anuncios que se esperaban para el 22 de enero del 2009 era el de la PETA, aunque al parecer la NBC no dio el visto bueno al anuncio en cuestión por ser demasiado subido de tono. El anuncio, que formaba parte de la campaña "Veggie Love" fue censurado y finalmente no emitido. Lástima. Yo lo he descubierto hace unos días, un poco tarde, pero creo que merece la pena revisar este gran trabajo de montaje:


'Veggie Love': PETA's Banned Super Bowl Ad

Una vez contemplada la belleza de las imágenes, me puse a pensar en el mensaje en sí. Por supuesto, la página web de People for the Ethical Treatment of Animals (PETA), como no podía ser menos es más que reivindicativa. Está cargada de información y videos sobre el maltrato animal en todo el mundo y resulta muy interesante verla tanto si comulgas con sus ideas, como si no. Además tiene una sección dedicada a la dieta vegetariano (incluso te mandan un kit de iniciación al vegetarianismo, que he intentado descargar pero no ha habido suerte...). También conviene aclarar que no resulta agradable, de hecho te hace sentir bastante culpable si eres un omnívoro como yo. Estoy en contra del maltrato animal, bueno eso no es decir mucho ya que no creo que haya demasiados que digan que sí lo están. Siempre he pensado que no puedes fiarte de alguien que maltata a un animal, posiblemente te haría lo mismo si tuviera ocasión. Claro que lo de dejar de comer carne es un paso más complicado. Puedo pasar días sin comer nada de carne, ni pescado..pero aún así no abandono los productos lácteos.

Lo que sí es cierto es que cada vez como menos carne, es algo que me atrae menos y veo el paso a la dieta vegetariana no demasiado lejos. Además si Joan Jett está tan bien conservada con la edad que tiene y ella apoya PETA (no joke intended) pues será que algo bueno tiene. Pero no quiero tratar este tema a la ligera ni mucho menos.

Voy a volver al anuncio en cuestión. ¿Por qué hacer un anuncio tan llamativo y que distrae tan fácilmente la atención del verdadero objetivo con una campaña bastante agresiva, mucho más propia de un carnívoro cazador que de un herbívoro recolector? ¿Es verdad que los vegetarianos tienen mejor sexo, siendo éste uno de los puntos fuertes del anuncio? Supongo que el llamar la atención era uno de sus objetivos y en mi caso lo han conseguido sin problemas. En la página de Veggie Love hay un video donde aparecen una serie de motivos de por qué decir que no a la carne y hacerse vegetariano, la verdad es que las imágenes son muy impactantes y creo que justo ahí radica su error y donde empezamos a ver PETA como un extremismo.

Vamos a olvidarnos un poco del maltrato animal, de lo que aborrezco, como ya he dicho antes. Vamos a centrarnos en la necesidad o no de comer carne. El ser humano se alimenta de carne desde al menos 2,5 millones de años. No estaba en su dieta inicial, pero ligeras mutaciones nos "obligaron" a alimentarnos con las proteínas cárnicas. A partir de ahí se habla de un aumento del cerebro, bien por el consumo de carne o bien el crecimiento de nuestro cerebro nos forzó a ese consumo, no está muy claro, pero lo que sí lo está es que el cazar y el alimentarnos de otros animales ha estado siempre ahí. Por tanto si seguimos por esa vía, el comer carne debería ser algo lógico en nuestra naturaleza (aunque no seamos carnívoros). Ahora bien, desde que el cazar dejó de ser una prioridad debido a nuestro sedentarismo y a la "domesticación" de la agricultura, nuestros hábitos alimenticios también han podido cambiar. Hoy en día tenemos alimentos que sustituyen a esas proteínas cárnicas e incluso podemos decir que la cocina vegetariana es más imaginativa que aquella carnívora. Por lo tanto, hoy en día podríamos plantearnos los conflictos éticos del matar a otros seres vivos para nuestra alimentación visto que ya no es necesario. Claro, todo eso está muy bien...¿pero dónde queda las empresas cárnicas y por tanto la economía que constituyen siendo tan importantes en ciertos países? Y otro punto a tener en cuenta es si las plantas no merecen también ser consideradas seres vivos, ¿o sólo se pueden considerar seres vivos aquellos con los cuales podemos tener empatía porque pueden mostrar su dolor de forma evidente? Seguro que muchos de los que puedan leer esto (qué optimista que soy), lo tienen muy claro, yo, sin embargo, no lo tengo tanto....

Pero bueno, mi objetivo al escribir esta entrada no era plantear un debate vegetarianos - carnívoros. En realidad sólo quería hablar sobre estos anuncios tan llamativos, pero era prácticamente inevitable. De ese anuncio principal hay cuatro versiones más largas que se centran en cada una de las protagonistas del spot. Aquí debajo los pongo, no tienen desperdicio como una buena lasagna de espinacas....sin bechamel, evidentemente:



'Veggie Love': PETA's Banned Super Bowl Ad


'Veggie Love': PETA's Banned Super Bowl Ad


'Veggie Love': PETA's Banned Super Bowl Ad


'Veggie Love': PETA's Banned Super Bowl Ad

viernes, 3 de septiembre de 2010

Chile

De nuevo aquí! Han pasado veinte días desde lo último que escribí, o aún más.. y todo por estar viajando que es una de las cosas que más me gustan en el mundo, y que tan difícil es de hacer en según qué momentos.
Hemos estado de viaje por Chile y han sido 20 días cargado de imágenes y sonidos imborrables. Además he batido mi récord de fotos (de muy largo, no creo que lo vuelva a batir fácilmente) al hacer 1900 fotos en 20 días. Pero creedme si os digo que tendría que haber hecho el doble más.

Chile me ha la retina extasiada, comidas pesadas y unos pisco sour que me alegraban la existencia. Ya estoy ahorrando para volver.

Saludos a todos!