Miopes

Miopes

lunes, 2 de agosto de 2010

Toy Story 3. No country for old ..toys

Ayer fui a ver Toy Story 3. Además, en 3D, como mandan los (recientes cánones). No es que me quedara especialmente impresionado por las tres dimensiones, creo que el precio tan hinchado no se correspondía a la calidad de lo visto, pero bueno, ahora las cosas son así.
Me gustó mucho "Night and Day", el corto telonero. Como siempre, Pixar rebosa talento en estos minutitos de pura imaginación que suelen acompañar sus largometrajes. Algo que no fue compartido por parte del público, cuando justo detrás e mí sonó un estruendoso "Vaya mierda de película", gracias a una encantadora señorita armada de un combo palomitas-Coca Cola. Eso me hizo pensar en otro post que escribiré más tarde.


(Ojo! Spoilers!)

La película empezó genial, con ese tren desbocado camino a la perdición al más puro estilo Indiana Jones terminando en una grandísima escena digna del final del mejor James Bond.
Yo era un espectador entregado, así que me iba a gustar cualquier cosa que viera, pero me pareció especialmente buena esta primera parte. Lástima, de nuevo, de no poder verla en versión original....pero es lo de siempre. La historia es muy buena, asistimos al descrédito de Andy por parte de sus juguetes como parte del ciclo vital. Ya hemos crecido, ya no necesitamos nada que nos recuerde a nuestra niñez y los primeros sacrificados son nuestros juguetes. Tan sólo la fe inquebrantable de Woody nos permite seguir pensando en que los pequeños soldados están equivocados.
A partir de ahí, gracias a una suerte de equívocos y confusiones que bien pudiéramos encontrar en las mejores "screwball comedies", nuestros héroes se encuentran en una guardería. Quizás el mejor lugar donde pudieran estar, al menos en teoría. Rodeados de niños deseosos de juguetes y de los propios juguetes "locales". Aquí la trama toma un giro más oscuro y bastante interesante. No estoy muy seguro que los niños que me rodeaban pudieran captar la maldad del osito Lotso y de sus secuaces. Una maldad poco esperada en una película como ésta, pero que aparece y de qué manera.
Ante el engaño inicial y ver como son expuestos a los niños más salvajes, Buzz y los demás intentan arreglar las cosas pero son inmersos en una auténtica cárcel para juguetes, con el agravante del lavado de cerebro al que es sometido Buzz, convertido en guardián de sus propios amigos.
Woody ha conseguido escapar, sin saber nada de lo que pasa en la guardería "SunnySide" pero es recogido por la tierna Bony, que lo lleva con ella a su casa. Allí encuentra su sitito Woody, hacía tanto tiempo que no jugaba así, pero Woody, metáfora de la honestidad y del deber, debe volver con Andy. Sus nuevos compañeros (genial el payaso) le explican lo que pasa en SunnySide. Así que Woody decide volver a por sus amigos.


Sin desvelar la última parte, que me parece una auténtica joya, con momentos bastante tenebrosos, la película acaba de una manera redonda. Completa el ciclo empezado hace quince años con gran soltura e inteligencia, dando una lección de guión. Ni que decir tiene que la escena en el vertedero es de lo mejor que he visto últimamente en el cine, y el momento Andy-Lotso y esa frase "Donde está tu Andy ahora?" me pareció de diez. Emotiva, tierna, dura a veces, Toy Story 3 es el mejor final que la saga pudiera tener.

El paso a la vida adulta, la necesidad de dejar atrás los lazos afectivos. La Universidad como punto de ruptura y de inicio a una nueva vida. La fragilidad del amor,  la traición como parte de nuestro aprendizaje. Hay momentos bastante duros si prestamos atención, como esa frase que el payaso suelta a Lotso cuando éste es reemplazado por Daisy. "Nos ha abandonado" "No, te ha abandonado a ti!". El aprender que el tiempo pasa para todos y que no debemos aferrarnos a nuestros recuerdos, sino llevarlos con nosotros pero buscando nuevos caminos.

Una película rica en referencias, divertida desde el principio hasta el final y que marca un nuevo referente en la animación. No creo que se pueda contar tanto, tan bien y con tantas lecturas en tan poco tiempo.

9/10



No hay comentarios: