Miopes

Miopes

viernes, 23 de julio de 2010

My big fat Bachelor Party

   Aunque tenía varias varias ideas para unos posts que quería meter por aquí, éstas van a tener que quedarse apartadas por unos días. Voy a estar totalmente desconectado durante algún tiempo, y quizás cuando vuelva a estarlo mi cerebro será el que siga off.
  
   ¿El motivo? Voy a participar en un rito de iniciación a la vida madura, tan atávico y ancestral como el cazar ciervos para la tribu, o el comer patatas viendo el fútbol. Esa ceremonia es la despedida de soltero. Y lo que es más. Es mi despedida de soltero, ya que he tenido bien apartarme de la vida disoluta y superficial de las juergas en días de entre semana y los coqueteos matutinos con las señoras del departamento de Registro de la Consejería de Educación.

   He participado en las suficientes como para ser castigado por ello. Así que me temo lo peor, para qué nos vamos a engañar. Lo único que sé a esta hora del día, es que voy a coger un autobús a las 9h30 y cuando llegue a Avenida América en Madrid, debo esperar. Al rato pasará algo, pero de momento no sé el qué. Sólo espero que si me ponen en tanga, no sea ahí. Estaremos hasta el domingo, quién sabe haciendo qué y dónde.

    No conozco la composición del grupo de despedidandos. Sólo a uno de ellos, ya que el tío ha tenido a bien guardar el secreto tanto del número, como de sus identidades. Justo a este chico el año pasado lo vestimos de sumo, lo llenamos de todo tipo de sustancias nocivas e incluso le pegamos fuego al traje...espero que no se acuerde.

   Yo por si acaso les he comentado la posibilidad de fijarse en el cine para estas despedida. Le he dicho que se fije en clásicos del género como AirbagBachelor Party  o la más reciente The hangover y que por favor, por favor, por favor ignoren Very Bad Things. Bueno, veremos qué pasa.

No hay comentarios: